Nicolás Maduro y Xi Jinping
Nicolás Maduro y Xi Jinping

La principal contratista petrolera de China en Venezuela terminó los acuerdos con proveedores locales en proyectos petroleros debido a la falta de pago de la compañía petrolera estatal. Pero salir ha resultado un desafío para ambas partes.

China Huanqiu Contracting and Engineering, conocida como HQC, una filial de la mayor compañía de energía de China, China National Petroleum (CNPC), informó a los proveedores locales que sus contratos serían rescindidos, citando “la situación extremadamente difícil de este proyecto”, según un documento visto por Bloomberg.

Las compañías locales de servicios petroleros fueron invitadas a negociar los términos de salida y los pagos adeudados con los funcionarios de HQC. La medida sigue a la decisión de HQC a principios de septiembre de detener el trabajo en la mayor empresa conjunta China-Venezuela, debido a la falta de pago por parte de PDVSA.

El retroceso adicional de la firma china amenaza con frenar aún más la producción, la cual se ha desplomado en medio de una falta de inversión, agravada por las sanciones de Estados Unidos que han reducido los ingresos de las ventas de petróleo y las importaciones de equipos y productos químicos necesarios. Las empresas de China con PDVSA representaron alrededor de 13% de la producción total del país en agosto, antes de las nuevas sanciones de EEUU, según datos internos de PDVSA obtenidos por Bloomberg.

La producción de PDVSA, principal fuente de ingresos para el país, es cada vez más baja
La producción de PDVSA, principal fuente de ingresos para el país, es cada vez más baja

Un vocero de CNPC declinó hacer comentarios. Múltiples llamadas y correos electrónicos a HQC y su matriz no tuvieron respuesta.

Las negociaciones no han dado resultados. HQC solicitó a los proveedores de servicios venezolanos que abrieran cuentas en China para recibir pagos en yuanes, en medio de la preocupación de que si pagaba a los contratistas localmente, las cuentas de HQC en el sistema financiero de EEUU podrían quedar congeladas por violar las sanciones contra PDVSA, según personas con conocimiento del situación.

Las empresas venezolanas ven la propuesta como poco práctica y costosa, ya que sus recursos financieros se encuentran en el hemisferio occidental. Las reglas de los bancos de Beijing para abrir cuentas son engorrosas, y otras opciones, como los bancos en Hong Kong, fueron descartadas por la filial de CNPC, dijeron las fuentes.

Varias compañías están presionando a la embajada china en Caracas, en un esfuerzo por buscar una solución mediada, según los consultados. Se les debe más de US$30 millones, indicó una persona con conocimiento de la situación.

HQC informó el mes pasado que detendría el trabajo de expansión en la mejoradora de 130.000 barriles por día administrado conjuntamente, alegando falta de pago por parte de PDVSA. Solo dos meses antes, el régimen de Nicolás Maduro acudió a la televisión estatal con funcionarios de CNPC para lanzar la expansión.

(Con información de Bloomberg/Fabiola Zerpa)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: