Revés para Facebook: la Justicia de la Unión Europea podrá obligar a la red social a eliminar contenidos difamatorios

El importante fallo establece el derecho a exigir la supresión de comentarios declarados ilegales a escala mundial. La empresa de Mark Zuckerberg se encuentra en el ojo de la tormenta por no eliminar el lenguaje de odio

El reciente fallo establece el derecho a exigir la eliminación de los contenidos difamatorios divulgados en la red social (Foto: Archivo)
El reciente fallo establece el derecho a exigir la eliminación de los contenidos difamatorios divulgados en la red social (Foto: Archivo)

Facebook, la red social más grande del mundo, y otras empresas que prestan servicios de alojamiento de datos en internet pueden ser obligadas a suprimir comentarios idénticos o similares a otros declarados ilegales con anterioridad y a nivel global, según una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicada este jueves.

La corte con sede en Luxemburgo especifica que el Derecho de la UE no se opone a que un prestador de servicios de alojamiento de datos como esa red social deba eliminar tales contenidos ni a que la retirada se produzca a escala mundial.

Con cerca de 2.100 millones de usuarios, Facebook es la red social más grande del mundo y en los últimos años ha estado siendo sometida a escrutinio por el auge del lenguaje del odio, la incitación a la violencia y la discriminación realizada por ciertos grupos y personas a través de la plataforma, y la lentitud o inadecuación de la empresa de Mark Zuckerberg para impedirlo.

El TJUE se pronunció en ese sentido después de que la diputada del Parlamento austriaco de Los Verdes y portavoz federal de ese partido hasta 2017, Eva Glawischnig-Piesczek, demandara a Facebook ante los tribunales de su país.

Facebook es la red social más grande del mundo con 2.100 millones de usuarios
Facebook es la red social más grande del mundo con 2.100 millones de usuarios

La política solicitó que se ordenase a la red social suprimir un comentario publicado por un usuario que atentaba contra su honor, así como alegaciones idénticas o de contenido similar.

En concreto, el usuario de Facebook había compartido en su página personal un artículo de una publicación austriaca, que aparecía acompañado por una fotografía de Glawischnig-Piesczek. Además, en relación con el artículo, el usuario de Facebook publicó un comentario redactado en términos que los tribunales austriacos declararon contrarios al honor de la política, “ofensivos y difamatorios”, según señaló el TJUE.

Cualquier usuario de Facebook podía asimismo consultar esa reseña.

Ante esa situación, la justicia austríaca pidió a la corte de Luxemburgo interpretar la Directiva sobre el comercio electrónico.

Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook (Reuters)
Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook (Reuters)

Ésta dice que un prestador de servicios de alojamiento de datos como Facebook no es responsable de la información almacenada cuando no tiene conocimiento de su carácter ilícito o cuando actúa con prontitud para retirarla cuando lo adquiere.

Sin embargo, esta exención no afecta a la posibilidad de que se exija a la empresa poner fin a una infracción o impedirla, incluso suprimiendo los datos ilícitos o impidiendo el acceso a ellos.

Lo que sí prohíbe la Directiva es imponer a estas empresas la obligación general de supervisar los datos que almacenen.

Mediante su sentencia de este jueves, el tribunal europeo señala que la Directiva no se opone a que un tribunal de un Estado miembro pueda obligar a compañías como Facebook suprimir o bloquear el acceso a los datos que almacene cuyo contenido sea “idéntico” al de una información declarada ilícita anteriormente.

Facebook ha estado en el ojo de la tormenta en los últimos años por la difusión en la plataforma de contenidos que incitan a la violencia y la lentitud o incapacidad de la compañía para controlarlo (Reuters)
Facebook ha estado en el ojo de la tormenta en los últimos años por la difusión en la plataforma de contenidos que incitan a la violencia y la lentitud o incapacidad de la compañía para controlarlo (Reuters)

También a eliminar o bloquear datos de contenido “similar” al de una información ilícita, con dos condiciones.

Por una parte, que la supervisión y la búsqueda se limiten a datos que transmitan “un mensaje cuyo contenido permanezca esencialmente inalterado con respecto al que dio lugar a la declaración de ilicitud”.

Por otra, que las diferencias en la formulación de dicho contenido similar al de la información declarada ilícita con anterioridad no puedan obligar a Facebook a realizar una apreciación autónoma de ese contenido, mediante por ejemplo una búsqueda automatizada.

Por último, el tribunal de Luxemburgo afirma que la ley europea no se opone a que se pueda obligar a empresas como Facebook a suprimir o bloquear los datos a los que se refiera la medida cautelar acordada “a nivel mundial”, en el marco del Derecho internacional pertinente.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Facebook compró una empresa que investiga cómo controlar las máquinas con la mente

Facebook comenzó a ocultar los likes en las publicaciones para cuidar la autoestima de la gente

Facebook se queda corto en su plan para compartir datos sobre la desinformación antes de 2020





MAS NOTICIAS