Los crueles apodos que le pusieron a Meghan Markle en el Palacio de Buckingham

Un nuevo libro sobre los duques de Sussex revela que la ex actriz sentía que era tratada como si fuese “difícil” o “una perra” debido a prejuicios racistas y sexistas

Meghan Markle (Reuters)
Meghan Markle (Reuters)

El nuevo libro que está sacudiendo los pasillos de la monarquía británica ha confirmado el desdén con el que los empleados y asistentes de la Casa Real se referían a Meghan Markle, con apodos nada cariñosos hacia la esposa del príncipe Harry

“Finding Freedom” (”Encontrando la libertad”), obra que saldrá a la venta el 11 agosto y está siendo publicado por entregas por The Times y The Sunday Times, expone las tensiones que llevaron a la famosa pareja a dejar inesperadamente la institución.

El libro saldrá a la venta el 11 de agosto
El libro saldrá a la venta el 11 de agosto

Según aseguran los autores Omid Scobie y Carolyn Durand, un alto miembro del staff se refería a la Duquesa de Sussex comola showgirl de Harry” (la chica mediática), en alusión a su pasado como actriz. Al parecer, su trabajo frente a las cámaras era una cruz cargada por Markle, ya que otros ayudantes declararon su malestar por tener que servir a una “actriz de un programa de cable”. Otro empleado dijo en confidencia: “Simplemente hay algo sobre ella que no me da confianza”.

El libro también asegura que Meghan era llamada “la Duquesa Diferente”, en tono peyorativo. Los autores añaden que la ex actriz sentía que era tratada como si fuese “difícil” o “una perra” debido a prejuicios racistas y sexistas.

El pasado de Markle como actriz en Suits
El pasado de Markle como actriz en Suits

Anteriormente, ya se había reportado sobre los apelativos puestos en secreto en el Palacio Real. Según trascendió, otros empleados hicieron un juego de palabras con su nombre para llamarla “Me-Gain”, que se traduce al español como “Yo gano”. Un mote que deja entrever un supuesto carácter ambicioso.

La pareja se sintió marginada y nunca entró en confianza con sus asistentes en el Palacio, añade “Finding Freedom”, lo que llevó a la ruptura con la monarquía anunciada en enero.

Los autores indican que Harry y la actriz estadounidense, que se casaron en mayo de 2018 y el 6 de mayo de 2019 tuvieron a su primer hijo, Archie, se sentían “utilizados por su popularidad”, “acosados por la prensa” y “criticados dentro de las paredes de la institución por ser demasiado susceptibles y francos”.

Aseguran que la pareja no quería salir de la monarquía sino “encontrar su lugar en ella” -en parte, porque Meghan había dejado su vida anterior para servir en la Casa Real-, pero sus inquietudes, por ser ignorados o relegados por detrás del príncipe William y otros miembros de la realeza, no fueron escuchadas.

Después de que los empleados de Palacio, que mediaban en las discusiones, no pudieran hallar una solución adecuada para ellos, decidieron separarse de la monarquía y vivir por su cuenta primero en Canadá y ahora en Estados Unidos, donde esperan obtener ingresos con charlas, conferencias y otras colaboraciones, escriben los autores.

(Grosby)
(Grosby)

Su iniciativa de anunciar sus intenciones el pasado 8 de enero a través de una página web propia, que lanzaron en frustración por la falta de apoyo interno, “hirió” a la reina Isabel II, reconocen los periodistas, que señalan que eventualmente la soberana apoyó que Harry hiciera una vida en privado lejos de la Casa Real.

La pareja fue despojada de sus títulos reales el pasado 1 de abril, después de participar en un último acto público con el resto de la familia el 9 de marzo, un servicio religioso por el Día de la Commonwealth en la abadía de Westminster en el que, según el libro, fueron ninguneados por Guillermo y su esposa Catalina.

Al inicio de la serialización de esta historia en el Reino Unido, los duques de Sussex, que tienen en marcha varios pleitos por fotos robadas o artículos periodísticos, aseguraron en comunicado que no han contribuido de ninguna forma en la elaboración del texto. “Este libro esta basado en las experiencias de sus autores como miembros del grupo de corresponsales de realeza y en sus propios artículos”, sostienen en la nota.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La verdadera razón por la que el padre de Meghan Markle no asistió a su boda con el príncipe Harry

Infidelidades y millones de dólares en Suiza: ¿quién es la ex amante del rey Juan Carlos que pone en jaque a la Casa Real de España?


MAS NOTICIAS