Jaze lanza su primer disco: “Yo separo bastante las batallas de la música”

El improvisador habla del proceso que vivió para que ‘Personalidad 7′ salga a la luz.

Compartir
Compartir articulo
ESPAÑA BATALLA DE GALLOS:GRAF9190. MADRID, 26/01/2020.- El gallo peruano "Jaze", durante la última fase de Gold Level All Star 2020 que se celebra este domingo en el Palacio de Vistalegre de Madrid. EFE/David Fernández
ESPAÑA BATALLA DE GALLOS:GRAF9190. MADRID, 26/01/2020.- El gallo peruano "Jaze", durante la última fase de Gold Level All Star 2020 que se celebra este domingo en el Palacio de Vistalegre de Madrid. EFE/David Fernández

Juan Carlos Iwasaki adoptó el alias de Jaze desde que estaba en el colegio. Con ese a.k.a, el peruano ha construido una importante carrera en las batallas de rap de Hispanoamérica. Una muestra: en setiembre compitió en la FMS Internacional en Madrid, este domingo inicia su participación en la liga peruana y la próxima semana viaja a México para competir en el mundial por equipos God Level.

Pero más allá de esa faceta de batallador, está su lado musical. Componía canciones desde niño y soñaba con ser baterista, al punto de llegar a estudiar música como carrera. Pero el freestyle le cambió la vida y apuró sus sueños. Es así como Jaze acaba de presentar su primer disco solista llamado ‘Personalidad 7′, con nueve temas que son como un viaje por varios géneros. No solo sus influencias musicales fueron volcadas en el disco, también sus vivencias plasmadas en las letras. Infobae habló con el cantautor y explica con sus propias palabras este viaje. Spoiler: no es un disco de rap.

En tu canal de YouTube hay 13 temas, ¿cuáles forman parte de este disco?

El disco inicia a partir de Al Mango, que es el último tema del disco pero fue el primer adelanto, luego vino 403, Versus, Perdón y lo completan cinco temas más que se lanzaron el jueves pasado (Lunares, Safari, Dónde está, Personalidad 7 y Avión Amarillo).

Hay cuatro temas anteriores, ¿son tracks individuales?

Tranqui, Reloj Vital, Pinta Nomá' y Son Cosas son temas que saqué como singles sueltos. Al final llegó la pandemia, me puse a componer y me di cuenta que estaba haciendo un disco.

Se te podría describir como ecléctico por los géneros que abarcas. Pero tú, ¿cómo defines tu música?

Es un poco complicado, siempre digo que tengo una influencia muy rockera en su mayoría, bien armónica, indie. Yo no escuchaba rap hasta después, no es mi género favorito, pero me encanta rapear. Disfruto más escribiendo una canción con línea melódica. Pero si no fuera por el rap y todo lo que he aprendido con el freestyle no podrían existir algunas canciones que tengo. Aunque hay algunas canciones que también están bastante alejadas.

¿Eres de escuchar discos completos?

Sí. No estaba muy acostumbrado a hacerlo, ahora lo hago 50/50. Tengo una playlist que se llama ‘Viaje’ donde tengo toda mi música. Allí me suena en aleatorio Charly García, paso a Rage Against de Machine, puede sonar Daniela Darcourt, Alejandro y María Laura, luego Agua Marina, de la nada suenan los Beatles, y luego Karma Chameleon, de Culture Club. Me cago de risa. Es algo que me ha marcado bastante. El disco tiene bastante de eso, que escuchas una cosa y luego otra. Es un poco el concepto del disco. Pero desde que tengo 18 o 19 años escucho discos completos, porque es una conexión diferente. Me gusta.

Te lo pregunto por tu disco. ¿Cómo te gustaría que escuche la gente ‘Personalidad 7′?

Tiene un sentido que vaya en orden, pero lo pueden escuchar en el orden que quieran.

¿Cuál es el orden?

Primero es Personalidad 7, que es un funk rock anecdótico y super pilas, con un freestyle al medio. Luego Versus, que es un tema que hice cuando no podía dormir, es medio trap y va evolucionando. Sigue Dónde está, que es el tema el favorito de mi papá, un tema poderoso, un indie bien galáctico tripero, con un solo de violín que escribí en partituras y que grabó María Elena Pacheco. Es super espacial, si lo escuchas con audífonos te mueve, tripeas fijo.

Luego viene Avión amarillo, que es mi canción favorita del disco, donde hablo de mí mismo y los cambios que he tenido de niño a grande. Perdón que ya salió; Lunares, que es un rock ochentero romanticón de una idea que tuve cuando tenía 12 años y la desarrollé a los 20.

Safari es sobre un sueño que tuve, donde unos animales me dicen que tenía que cumplir un plan y me daban un mapa, al final hay un desenlace. Es fusión de varias cosas y tiene reggae. Y luego están 403 y Al Mango. Todos los temas tienen su video. Trabajamos bastante para que suene bien.

El peruano Jaze. EFE/ David Fernández/Archivo
El peruano Jaze. EFE/ David Fernández/Archivo

EL FREESTYLE CAMBIÓ TODO

¿Qué le debes al freestyle?

Cuando empecé a hacer free no pensé en llegar a ser tan mediático. Siempre me gustó rimar. Mis canciones de chico eran con rima. Y jugaba con mi papá: me decía araña y yo le decía legaña. Cuando me hago conocido me doy cuenta que tenía un público al que podía mostrarle lo que quiero hacer.

Le debo bastante al freestyle por el lado del público y lo que me ha enseñado, yo no lo veía venir. Me aclaró muchas cosas. Yo quería ser un baterista de rock, ahora quiero componer. Igual siempre voy viendo y por ahí en cinco años soy baterista otra vez.

Y ya empiezas a dar conciertos en vivo…

Sí, en octubre todo en México y en noviembre se planea un festival. Ahora que reinicia todo nos iremos a todos lados. Me hace feliz sacar un disco, que la gente me escuche y tener un concierto armado. Son 9 temas del disco y freestyle. Es un show que pasa por muchos momentos. Van a escuchar de todo.

¿Alguna vez sacarás un disco como Juan Carlos?

No. Jaze es mi nombre artístico. Varias veces lo he pensado, me gustaría [que me llamen] Juanca, pero Jaze representa un momento en el que no me apoyaban por lo que hacía, e igual lo hice. Es un símbolo para mí de que hay que hacer lo que uno tiene que hacer. De ser auténtico. Ahora lo hago todo el tiempo. Por eso cuando compito, si lo hago con la cabeza y descuido mi rapeo, ya no es Jaze. Si entrenara y fuese más disciplinado deportivamente quizá podría tener más resultados, pero no sería feliz. Así veo las batallas.

Igual con la música, si sacara todo lo que la gente me pide ya no sería Jaze. La gente que me escucha es más trap, urbano y yo saco una onda diferente. Quiero que la gente se convenza de mi proyecto.

¿Y logras separar las batallas de la música?

Yo separo bastante las batallas de la música, la música es más un escape, así como la improvisación. No me gustan las batallas, para mí estoy en una competencia de rap en la que intento rapear mejor que mi rival. Así gane o pierda, intento dejar algo ‘paja’. No necesariamente buenos punchlines, o referencias, sino que me escuchen y muevan la cabeza.

A propósito de las competencias, se vienen God Level y FMS Perú…

Para God Level no nos hemos podido juntar con Jota, Nekroos y Maricielo, pero estoy contento con el equipo, son muy cracks. Más allá de los resultados vamos a llevar algo bonito. Los mundiales son así, hay que darles…

SEGUIR LEYENDO: