Gonçalo Amaral, el jefe de investigadores de la policía portuguesa que estuvo a cargo del caso de Madeleine McCann, dio una entrevista en la que dio detalles de lo que habría sucedido con la niña británica desaparecida en Praia da Luz.

Amaral, ya retirado de la fuerza, sostiene hace tiempo que los padres de la niña, Kate y Gerry, estuvieron involucrados en su muerte. Ahora, sugirió que Maddie fue "cremada" en una iglesia cercana al lugar en el que veraneaban.

El policía portugués Gonçalo Amaral sostiene que los padres mataron y cremaron a Maddie
El policía portugués Gonçalo Amaral sostiene que los padres mataron y cremaron a Maddie

"Tuvimos información de que tres personas ingresaron a la iglesia por una puerta lateral en la noche. Tenían una caja y se realizó una cremación de una mujer británica. Es posible que los restos de la niña hayan estado en la caja y también hayan sido cremados", dijo Amaral, quien agregó otro dato escalofriante: "Los padres tenían las llaves de la iglesia".

A horas de cumplirse este miércoles diez años de la desaparición de Maddie, se suceden las entrevistas a los protagonistas del caso en distintos medios del mundo.

Los padres de la pequeña manifestaron que no pierden las esperanzas de encontrarla, y un ex detective de Scotland Yard sugirió que utilizando las herramientas informáticas de Facebook y concentrándose en un detalle del ojo derecho de la pequeña, que hoy tendría 14 años, sería posible hallar su actual paradero. 

La iglesia de Praia da Luz, donde habría sido cremada Maddie
La iglesia de Praia da Luz, donde habría sido cremada Maddie

Amaral, en una entrevista que pondrá al aire la noche del lunes la TV portuguesa, insiste en que los padres le dieron a la niña algún sedante para que se durmiera mientras ellos salían a cenar y que esa medicación le habría provocado la muerte. Ahora agregó cuál habría sido el destino final del cuerpo de la niña.

Los padres fueron investigados como sospechosos, pero esa línea de investigación se abandonó luego por falta de pruebas.

Ayer, el cura de la Iglesia de Praia da Luz rezó por Maddie.

LEA MÁS: