Fiscalía de Guerrero encontró los cuerpos del odontólogo y enfermera que estaban desaparecidos

Ambos cuerpos presentaron impacto por proyectil de arma de fuego

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El pasado lunes Valeria “N” y Emmanuel “N” fueron reportados como desaparecidos. Al día siguiente, sus cuerpos fueron encontrados en la carretera federal Chilpancingo-Tixtla en el lugar conocido como “El Molino”, cerca de la presa Vicente Guerrero.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero, ambos presentaban impactos provocados por una escopeta. Tras el descubrimiento de los cadáveres, se abrió una indagación para esclarecer los hechos.

“Al ser localizadas sin vida este martes, la Fiscalía del Estado dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio, por lo cual dará puntual seguimiento para esclarecer los hechos y ubicar a él o los probables responsables de la comisión de este delito”, explicó el oficio.

Según este mismo, la investigación comenzó después de que los familiares de los jóvenes se presentaran a la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas. Ahí señalaron que el pasado lunes Valeria y Emmanuel salieron hacia su trabajo a las 7:30 horas.

Valeria "N" y  Emanuel "N" fueron vistos con vida por última vez en el Centro de Salud de Tixtla, en donde ambos laboraban (Foto: Twitter)
Valeria "N" y Emanuel "N" fueron vistos con vida por última vez en el Centro de Salud de Tixtla, en donde ambos laboraban (Foto: Twitter)

Y alrededor de las 18:00 horas fue cuando tuvieron la última comunicación con un familiar. Tras no regresar a casa, se comenzó la búsqueda de los hoy fallecidos.

Medios locales reportaron que Valeria tenía 28 años y Emmanuel, 30. Ambos trabajaban en el Centro de Salud de Tixtla.

Violencia en Guerrero

Trabajadores del programa federal Sembrando Vida, fueron secuestrados en la comunidad de El Durazno, en el municipio guerrerense de Coyuca de Catalán por supuestos integrantes de un grupo armado.

De acuerdo con la Agencia Quadratín, el secretario de los bienes comunales del ejido Guajes de Ayala, en Coyuca de Catalán, Javier Hernández, denunció el hecho vía telefónica.

Hace unos días trabajadores de Sembrando Vida fueron secuestrados en la comunidad de El Durazno (Foto: REUTERS/Jose Torres)
Hace unos días trabajadores de Sembrando Vida fueron secuestrados en la comunidad de El Durazno (Foto: REUTERS/Jose Torres)

Se trata de las hermanas Mireya y Mariel Real y un hombre identificado como Gilberto Tapia, quienes son trabajadores técnicos del programa. Ellos se se estaban trasladando de la comunidad llamada Durazno hacia El Pescado, con la finalidad de elaborar el padrón de ejidatarios del programa federal Sembrando Vida.

Javier Hernández exigió la intervención de elementos de la Guardia Nacional y del gobierno del estado, debido a que “temen por la vida de los secuestrados”.

“Los muchachos venían a trabajar con los compañeros ejidatarios que quieren dejar el cultivo de amapola, por el de árboles frutales, queremos ya vivir en paz y por eso le pedimos al presidente Andrés Manuel López Obrador, que intervenga”, dijo.

Aseguró que en los últimos meses se ha denunciado la violencia que viven los pueblos de la sierra de Coyuca de Catalán y de Guerrero.

Un día después encontraron el cuerpo de Gilberto Tapia (Foto: Facebook/Te queremos de regreso Gilberto Tapia)
Un día después encontraron el cuerpo de Gilberto Tapia (Foto: Facebook/Te queremos de regreso Gilberto Tapia)

En tanto, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, aseguró que el tema fue tratado en la Mesa Central para la Construcción de la Paz.

El pasado 15 de julio, el Comisario de Guajes de Ayala, Jesús Domínguez, denunció que desde hace varias semanas, sicarios de La Familia Michoacana mantiene sitiados a los habitantes, toda vez que los delincuentes buscan apoderarse de las maderas del bosque, pero antes necesitan desplazar a las personas que viven ahí.

Jesús Domínguez, aseguró que desde hace cuatro meses, entregó un pliego petitorio en el que exige la liberación de su hija Arisbeth Domínguez Mojica, su esposo y sus dos hijos menores de edad, quienes fueron levantados por el cártel que lidera José Alfredo Hurtado Olascoaga, alias “El Fresa”. La condición para liberarlos es que el comisario deje su cargo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR