Sanofi y GSK enfrentarían un retraso en su vacuna; estaría lista para finales de 2021

Este es uno de los proyectos con los que México ha establecido memorándums de entendimiento

Guardar

Nuevo

El proyecto de vacuna desarrollado por Sanofi estará listo hasta finales del 2021 (Foto: Laurent Cipriani/Pool via REUTERS)
El proyecto de vacuna desarrollado por Sanofi estará listo hasta finales del 2021 (Foto: Laurent Cipriani/Pool via REUTERS)

Este viernes, las farmacéuticas Sanofi Pasteur y GlaxoSmithKline (GSK) anunciaron que su proyecto de vacuna contra Covid-19 sufrirá un retraso en el desarrollo programado. De acuerdo con el comunicado conjunto, los resultados preliminares de la Fase 2 de pruebas clínicas tuvieron una “respuesta inmune insuficiente”.

La Fase 2 de pruebas clínicas sirve para determinar la seguridad y la eficacia de la vacuna. De acuerdo con la información obtenida, la respuesta en adultos de 18 a 49 años es similar a la de personas que obtuvieron inmunidad después de haber padecido la enfermedad.

Sin embargo, la respuesta en adultos mayores fue “deficiente”, por lo que buscarán “refinar la concentración de antígenos” en la fórmula del fármaco. Para que el segundo intento funcione, planean realizar otro estudio de Fase 2, o Fase 2b, con los cambios.

Las empresas aseguraron que “la tecnología recombinante de Sanofi y el adyuvante de GSK son plataformas establecidas que han demostrado ser exitosas contra la influenza”.

La vacuna para la influenza de Sanofi es, año con año, uno de los principales productos para combatir la temporada de contagios de esa enfermedad. Además, fue esa vacuna la que el gobierno mexicano desplegó en el plan de vacunación contra la epidemia por el virus AH1N1 en 2009 y 2010.

“Nos preocupa la salud pública, por eso nos decepciona tanto este retraso, pero nuestras decisiones siempre estarán respaldadas por la ciencia y los datos. Ninguna empresa puede sola, el mundo necesita más de una vacuna para terminar con la pandemia”, escribió Thomas Tromphe, vicepresidente de Sanofi Pasteur.

El proyecto de Sanofi y GSK está basado en plataformas de vacunas contra la influenza (Foto: REUTERS/Charles Platiau/File Photo)
El proyecto de Sanofi y GSK está basado en plataformas de vacunas contra la influenza (Foto: REUTERS/Charles Platiau/File Photo)

La Fase 2b comenzará en febrero de 2021 e incluirá una respuesta comparada con alguna vacuna autorizada para inmunizar contra el SARS-CoV-2. La Fase 3 de ese estudio debería comenzar en el segundo trimestre del año y, si todo sale bien, la vacuna estaría lista para solicitar aprobación en el último trimestre del 2021.

La vacuna de Sanofi Pasteur y GSK es uno de los proyectos con los que México ha realizado memorándums de entendimiento. Esto quiere decir que la Secretaría de Relaciones Exteriores aceptó que las farmacéuticas reclutaran voluntarios para su Fase 3 de pruebas clínicas a cambio de acceso temprano a la compra del producto. Es el mismo trato que el canciller Marcelo Ebrard firmó con CanSino Bio y con Janssen, que ya realizan sus pruebas de eficacia en el país.

Diversas autoridades sanitarias han hecho la misma declaración que Tromphe: para terminar con la crisis, es necesaria más de una vacuna. Desde la Organización de las Naciones Unidas, la líder de la unidad Covid-19, Maria Van Kerkhove, calificó la aprobación de las primeras vacunas occidentales como “la luz al final del túnel”, pero será necesario un despliegue mayor para terminar con ella.

En México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, declaró que tener un amplio portafolio de vacunas es indispensable para cubrir el objetivo de inmunizar a la población a lo largo del 2021.

Y es que, si el Plan Nacional de Vacunación, avanza de acuerdo al itinerario establecido, a partir de junio será necesaria una reserva masiva para inmunizar a la población de entre 16 y 40 años. Por eso, las vacunas que sean aprobadas a partir de entonces siguen siendo esenciales para el control de la crisis.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Guardar

Nuevo