Los oscuros inicios de NXIVM, la secta sexual en la que involucraron a Emiliano Salinas

El hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari habría tratado de obtener ilícitamente documentos financieros para desacreditar a los potenciales enemigos del culto

En 2019, en el juicio que se le siguió en Nueva York a Keith Raniere, el nombre que apareció una y otra vez fue el de Emiliano Salinas Occelli (Video: HBO)

“Es como la Cienciología. Es un culto donde el líder mantiene a sus seguidores a través del miedo y la dependencia y, ahora, el chantaje”, explicó Sarah Edmondson en The Vow, la nueva serie documental de HBO que trata sobre la secta NXIVM y su líder, Keith Raniere.

Edmondson, de 43 años, es uno de los varios ex miembros de NXIVM, un culto sexual basado en Albany, Nueva York, y que se disfraza como un grupo de autoayuda. Antes de ser denunciante, fue indoctrinada a la secta de NXIVM llamada DOS: en latín “Dominus Obsequious Sororium”, es la frase que Raniere pensaba que se traducía a “Maestro dominando a mujeres esclavas”. Ese no es su significado.

DOS se enmascaraba como una hermandad de mujeres y operaba como un esquema piramidal de abuso, donde el “Maestro” tendría control mental y físico sobre un número de “Esclavas”. Se regulaba la ingesta de alimentos (a veces a no más de 500 calorías para algunas), se requería la aprobación para salidas diarias, y se les obligaba a entregar fotos desnudas e información comprometedora como algo “colateral”.

Sin el conocimiento de la mayoría, la persona en la cima de esta pirámide depredadora era Raniere, quien tenía ocho “Esclavas” de primera línea obedeciendo sus órdenes. Una de ellas era Lauren Salzman, la hija de la segunda al mando en la secta, Nancy Salzman. Fue Lauren Salzman quien reclutó a Sarah Edmondson para unirse a DOS.

Raniere tenía ocho “Esclavas” de primera línea obedeciendo sus órdenes: una de ellas era Lauren Salzman, la hija de la segunda al mando en la secta, Nancy Salzman (AP Photo/Seth Wenig/Archivo)
Raniere tenía ocho “Esclavas” de primera línea obedeciendo sus órdenes: una de ellas era Lauren Salzman, la hija de la segunda al mando en la secta, Nancy Salzman (AP Photo/Seth Wenig/Archivo)

En un episodio de The Vow, dirigido por Jehane Noujaim y Karim Amer, se puede escuchar una grabación de Salzman explicando a Edmondson que estaba “motivada” por convertirse una líder en DOS después de la victoria de Donald Trump sobre Hillary Clinton durante las elecciones presidenciales del 2016 en Estados Unidos.

“Se convirtió en una hermandad de mujeres recientemente... y ahí fue cuando yo me involucré. Estaba muy motivada por la elección de Trump, y pensé, debemos de hacer algo en el mundo. Y, ¿qué tal si las mujeres de verdad pudieran hacer algo? Me emocioné por el concepto de resistencia y clandestinidad porque nuestro plan no sería frustrado porque nadie sabría de él”, explicó Salzman en la serie de televisión, estrenada este 23 de agosto.

“Las mujeres que lo estaban haciendo estaban experimentando cosas maravillosas sobre su compromiso. Y querían conmemorarlo de manera permanente. No sé quién exactamente fue la persona, pero sé que alguien trajo el concepto de la marca. Porque construir un principio de sí mismo es escogerse a uno sobre el miedo”, dijo.

Las mujeres de DOS recibían una marca, en su pelvis, de las iniciales de Raniere. Ese sería solamente el comienzo de una serie de actos de degradación.

Emiliano Salinas abrió en 2007 una sucursal de NXIVM en México (Foto: Frank Report)
Emiliano Salinas abrió en 2007 una sucursal de NXIVM en México (Foto: Frank Report)

“Una de las mujeres tuvo que ir con los ojos vendados a una cabaña. Fue atada a una mesa, y alguien le realizó sexo oral. Esto fue después de que le pusieron su marca”, señaló Edmondson en The Vow.

Otra ex “Esclava” de DOS, quien permanece anónima, recordó cómo las mujeres eran forzadas a soportar castigos corporales como “penitencia”.

“Había una penitencia donde recibías 10 nalgadas, y tenía que ser desnuda y en video porque, yo asumo, todo era enviado a nuestro “Maestro” sólo para probar que lo habíamos hecho, porque mi círculo estaba geográficamente esparcido”, relató.

“Sin embargo, ahora no le encuentro explicación a por qué tenía que ser en video. Solamente para que fuera una contribución a la colección personal de pornografía de Keith Raniere. Lo mismo con las fotografías desnudas de lo colateral, ¿verdad?”, puntualizó.

Las “Esclavas” de primera línea de Raniere, entre ellas Salzman, la socialité India Oxenberg, y la actriz de Smallville Allison Mack, eran forzadas a realizar un “juramento de intimidad” hacia el líder del culto.

Las mujeres de DOS recibían una marca, en su pelvis, de las iniciales de Raniere. Ese sería solamente el comienzo de una serie de actos de degradación (Foto: Archivo/The New York Times)
Las mujeres de DOS recibían una marca, en su pelvis, de las iniciales de Raniere. Ese sería solamente el comienzo de una serie de actos de degradación (Foto: Archivo/The New York Times)

“Allison [Mack] decía ‘Esto es un honor y un privilegio—realizar esta misión. Sólo unas cuantas lo han hecho. Yo lo he hecho. India lo ha hecho’”, recordó otra “Esclava” anónima de DOS, quien se hizo llamar “Jane” en The Vow.

“Decía que ‘el trabajo es seducir a Keith y hacer que él te tome una foto desnuda, y que después se la envíe a India para probar que sí hiciste la misión’”.

Parece ser que Raniere se aprovechaba de la indignación sobre la elección de Trump para sus objetivos viles: NXIVM operaba una empresa de medios de comunicación, The Knife, dedicada a defender a Trump de los llamados ataques mediáticos.

Raniere también formaba parte de una fraternidad de varones conocida como SOP (Society of Protectors, en inglés), que tenía como objetivo enseñarle a sus miembros sobre masculinidad—pero en realidad actuaba como un grupo de derechos de hombres que practicaba métodos de subyugación hacia las mujeres.

Las “Esclavas” de primera línea de Raniere eran forzadas a realizar un “juramento de intimidad” hacia el líder del culto, entre ellas la actriz de Smallville Allison Mack (Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)
Las “Esclavas” de primera línea de Raniere eran forzadas a realizar un “juramento de intimidad” hacia el líder del culto, entre ellas la actriz de Smallville Allison Mack (Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)

“Necesitamos un grupo. Necesitamos cientos de miles, millones de hombres que puedan ser una voz de honor para que podamos hacer algo en el mundo”, dice Raniere a miembros de SOP en The Vow. “Para que no tengamos una elección presidencial como la última”.

En marzo del año pasado, Lauren Salzman se declaró culpable a los cargos de extorsión y conspiración de crimen organizado. El siguiente mes, Allison Mack se declaró culpable por los mismos delitos. Keith Raniere fue encontrado culpable este junio de tráfico sexual, conspiración, explotación sexual de un menor, la posesión de pornografía infantil, entre otros cargos. Será sentenciado el 27 de octubre.

En 2019, en el juicio que se le siguió en Nueva York a Keith Raniere, el nombre que apareció una y otra vez fue el de Emiliano Salinas Occelli.

La Fiscalía mostró documentos que indican que el hijo de Carlos Salinas de Gortari no sólo estaba enterado de las prácticas de Raniere, sino que habría tratado de obtener ilícitamente documentos financieros para desacreditar a los potenciales enemigos del culto al que pertenecía: jueces federales, abogados y políticos en Estados Unidos.

Durante el juicio de 2019, Emiliano Salinas emitió un comunicado para negar su participación y es todo lo que ha dicho al respecto: (Foto: Twitter@salinasemiliano)
Durante el juicio de 2019, Emiliano Salinas emitió un comunicado para negar su participación y es todo lo que ha dicho al respecto: (Foto: Twitter@salinasemiliano)

Como parte de una demanda ingresada en 2015 por Raniere contra una de sus ex esposas, Barbara Bouchey, se difundió una conversación telefónica que ella sostuvo con Kristin Keeffe, ex directora de asuntos legales de NXIVM.

Keith (Raniere), Nancy (Salzman), Emiliano (Salinas) y Clare (Bronfman) son el corazón de la fundación, el dinero y las operaciones. Ellos tres han cometido actos criminales, pero ninguno de ellos sabía lo que los otros habían hecho

En 2018, cuando el caso contra la secta se hizo público, Emiliano Salinas y su socio Alejandro Betancourt (con quien fundó la filial en México en 2007) defendieron a Raniere. No obstante, cuando las acusaciones se intensificaron, ambos se deslindaron del “gurú” y luego renunciaron a la empresa de autoayuda que crearon a semejanza de la de Raniere.

La cuenta de correo electrónico de Emiliano Salinas, beacon2009@gmail.com, fue confiscada mediante una orden judicial, como parte de la investigación contra Raniere. Kristin Keeffe encabezó junto con Salinas la recolección ilegal de información financiera, según la fiscalía.

Con información de The Daily Beast

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Emiliano Salinas y sus escándalos en una década

Sentencia de líder de la secta sexual Nxivm fue aplazada indefinidamente por coronavirus

Qué se sabe hasta ahora del caso Keith Raniere

Nueva demanda civil incluyó a mexicanas en el caso NXIVM