Una de las mayores incógnitas del divorcio Gates: ¿quién se quedará con la megamansión Xanadu 2.0 de 150 millones de dólares?

La propiedad está situada en Medina, Washington. Fue comprada en 1988, cuando Microsoft ya era una compañía líder en tecnología

El hogar del fundador de Microsoft, Bill Gates, recorre las orillas del lago Washington, en Seattle, Washington. La casa tiene actualmente 24 baños y seis cocinas (Foto de Dan Callister/ Newsmakers)
El hogar del fundador de Microsoft, Bill Gates, recorre las orillas del lago Washington, en Seattle, Washington. La casa tiene actualmente 24 baños y seis cocinas (Foto de Dan Callister/ Newsmakers)

Con un breve comunicado Bill Gates (65 años) anunció una novedad familiar que recorrió el mundo en pocos minutos. Después de 27 felices años, llegaba a su fin su matrimonio con Melinda (56 años), la mujer junto a la cual supo construir el imperio tecnológico que los convirtió en las personas más ricas del planeta durante años, hasta que ese cetro fue tomado por Jeff Bezos, otro líder de la innovación y la tecnología.

Como fruto de esa unión nacieron Jennifer, de 24 años, Rory John, de 21 y Phoebe Adele, de 18. Gates, en su parte de prensa pidió resguardar a los suyos y solicitó un tiempo de tranquilidad para él y su familia.

Su fortuna, de acuerdo con Forbes, está valuada en 130 mil millones de dólares. Muchos de esos dólares corresponden a las múltiples propiedades que han adquirido ambos a lo largo de las casi tres décadas de convivencia. Una de ellas es conocida como Xanadu 2.0 y era -hasta hoy- la principal residencia de ambos en Medina, Washington. Su valuación ronda entre los 130 y los 150 millones de dólares.

La casa de Bill Gates en Medina de Seattle, Washington (Getty Images)
La casa de Bill Gates en Medina de Seattle, Washington (Getty Images)

El terreno principal de la propiedad fue comprado en 1988 por dos millones y le tomó a los Gates siete años y una inversión de 63 millones de dólares dejarla tal como la soñaron. Está frente al Lake Washington, en Medina, en el norteño estado del mismo nombre que la capital. Su nombre se lo debe a su pasión por una de las máximas películas de la cinematografía mundial: Citizen Kane.

Posee 6.200 metros cuadrados y para su construcción se utilizaron medio millón de tablas de madera de pino Abeto Douglas de 500 años. Un total de 300 obreros trabajaron en la construcción, 100 de los cuales fueron electricistas, para que la mansión fuera, además, un centro tecnológico. A tal nivel es el uso de la tecnología en la vivienda que cada huésped puede cambiar el arte de sus paredes con un dispositivo que se le entrega al ingresar a la casa. Con él también puede calibrar la temperatura de los ambientes en que se encuentren.

Bill y Melinda Gates junto a sus hijos Jennifer, de 24 años, Rory John, de 21 y Phoebe Adele, de 18 (Instagram@melindafrenchgates)
Bill y Melinda Gates junto a sus hijos Jennifer, de 24 años, Rory John, de 21 y Phoebe Adele, de 18 (Instagram@melindafrenchgates)

Si uno de ellos tiene algo de hambre no habrá problemas: tienen seis cocinas con lo cual un invitado podrá prepararse un bocadillo en cualquier momento que lo desee.

La piscina tiene un largo de 18 metros, con un edificio que sirve al mismo tiempo de vestuario y gimnasio y sala de descanso de unos 360 metros cuadrados. También cuenta con una sala de ejercicios, una de entretenimientos y una para recepciones especiales con capacidad para 150 personas. En total, además, posee 24 baños. 10 de los cuales están completamente equipados.

Lector voraz, no podía faltar en la megamansión Gates un lugar para la lectura. En la construcción dejó un espacio para una biblioteca de 200 metros cuadrados, con techo de cúpula y dos pasadizos secretos. Otras comodidades: cine privado para 20 personas, canchas de deportes, putting green, casa de huéspedes de 180 metros cuadrados, garaje para 23 automóviles, río artificial con salmones y truchas, una playa especial tipo caribeña y un árbol que es su debilidad y monitorea las 24 horas.

Melinda y Bill Gates durante su boda (Foto: Instagram@melindafrenchgates)
Melinda y Bill Gates durante su boda (Foto: Instagram@melindafrenchgates)

Nadie sabe si la pareja ya hizo la división de sus bienes y en qué términos se terminará uno de los matrimonios más exitosos de los últimos 30 años. Y una duda que sobrevuela: ¿quién se quedará con Xanadu 2.0?

SEGUIR LEYENDO:

Más sobre este tema

MAS NOTICIAS