El joven tenía 21 años de edad, según informaron las autoridades estadounidenses (Foto: Instagram @yosemitenps)
El joven tenía 21 años de edad, según informaron las autoridades estadounidenses (Foto: Instagram @yosemitenps)

Un turista rumano murió luego de resbalar y caer de una cascada en el parque nacional Yosemite, en Sacramento, California.

La víctima, que cayó de más de seis metros de altura, fue identificada como Lucian Miu, de 21 años, según informaron las autoridades estadounidenses.

El parque nacional informó sobre el accidente a través de su cuenta de Instagram, donde precisó que el excursionista dejó el sendero establecido para trepar por el campo de rocas hacia la base de la cascada e ignorando las señales que aconsejan no abandonar el sendero. El hecho ocurrió en la cascada Bridalveil.

Testigos señalaron que el sujeto resbaló de las rocas mojadas y cayó en picada de la cascada.

A través de sus redes sociales, el parque informó que otras dos personas resultaron heridas en la última semana durante su visita a las instalaciones. Uno de los casos fue similar al del rumano, pues también se desvió del sendero. Sin embargo, logró ser rescatado.

Al igual que en el primer caso, la imprudencia del turista lo hizo resbalar de la cascada Bridalveil de una altura similar a la de  Lucian Miu. Respondiendo a las llamadas de ayuda del 911, los rescatistas se equiparon con cascos y zapatos especiales y treparon por el peligroso terreno hasta donde se encontraba el occiso para brindarle atención médica requerida.

En ambos casos, el helicóptero del parque extrajo a los sujetos y los llevó al lago de Capitan Meadow, desde donde fueron trasladados por ambulancias. El servicio del parque no especificó el alcance de las lesiones sufridas por la segunda víctima.

El tercer accidente sucedió en la cascada Lower, donde otro sujeto resbaló de una roca y cayó al arroyo. "El sujeto se resbaló de una roca y cayó en Yosemite Creek, quedando atrapado bajo el agua entre varias rocas", señaló la declaración del parque. "El sujeto pudo escapar y los transeúntes lo ayudaron a salir del agua", añadieron las autoridades en su comunicado. Este turista también fue llevado a una ambulancia y trasladado al hospital.

El parque hizo un llamado a la población a respetar las señales al interior del parque a fin de evitar accidentes mortales (Foto: Instagram/ yosemitenps)
El parque hizo un llamado a la población a respetar las señales al interior del parque a fin de evitar accidentes mortales (Foto: Instagram/ yosemitenps)

Los funcionarios de la reserva instaron a los visitantes a permanecer en los senderos señalados. Pues según señalaron, cientos de ellos se apresuran en los campos de rocas debajo de estas cascadas todos los días durante el verano, exponiendo sus vidas. El motivo es simple, las rocas han sido pulidas paulatinamente por la caída del agua y son extremadamente resbaladizas, ya estén secas o húmedas.

Además, la altura de las rocas varía considerablemente y las consecuencias de la caída a menudo se subestiman. En los últimos años, solo en la cascada de Bridalveil, han ocurrido 23 incidentes documentados en los que los visitantes se resbalaron y se lesionaron, 14 de los cuales involucraron lesiones en la cabeza.

"Aunque otros pueden participar en la misma actividad, no percibas la popularidad como un respaldo para tu seguridad. Cuando ingresas a estas áreas, no solo te expones a lesiones graves, sino también expones a los rescatistas", expusieron los encargados.

El parque de Yosemite recibe unos cuatro millones de visitantes cada año, es el tercero más popular, apenas por detrás de las Grande Montañas Humeantes, ubicadas en la frontera entre Tennessee y Carolina del Norte, y de las Rocallosas, cuyas magníficas vistas se pueden observar en el estado de Arizona.