(AP)
(AP)

Hace meses, cuando se anunció la creación de la Liga de las Naciones de la UEFA con el propósito de usufructuar las fechas FIFA disputada tras los Mundiales, se dudaba acerca de la seriedad con la que los seleccionados tomarían este certamen. Este domingo quedó en claro que el torneo es sensacional.

En el partido de Croacia-Inglaterra ocurrió todo lo que era posible, ya que durante 90 minutos los tres integrantes del Grupo 4 fueron líderes de la zona y a su vez dos quedaron en zona de descenso.

Eso explica el electrizante final del partido que se selló con el gol de Harry Kane cuando quedaban pocos minutos para el pitazo del árbitro. El tanto llegó con un centro al área, un error del defensor que debía rechazar en el primer palo y un salto a la gloria del delantero del Tottenham.

El gol de Harry Kane

Antes de todo esto, el cotejo se había abierto gracias a un sensacional gol de Kramaric. El Croata recibió un centro al área y cuando quedó de espaldas al arco, en lugar de apoyarse en un compañero, amagó dos veces para sacarse al rival de encima y definió, con ayuda de un rebote, por encima del arquero.

El 1-0 parcial de Croacia

Mientras las selecciones del resto del planeta disputan amistosos intrascendentes, en el Viejo Continente la Liga de las Naciones se adueña de partidos como el de este domingo, que por el formato de la competencia, se repetirán a lo largo de las ediciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: