Ocho capturas y seis vehículos afectados, el balance tras las protestas del 7 de agosto en Bogotá

Pese a los disturbios que se presentaron en el día y en la noche la situación de orden público se normalizó

Este sábado 7 de agosto, en la conmemoración de la Batalla de Boyacá, en Colombia se presentaron nuevas jornadas de protestas en el país y Bogotá fue una de las ciudades que lideró la iniciativa. Debido a las dificultades que se presentaron en la ciudad, la Policía Metropolitana reportó capturas, heridos y afectaciones en los vehículos de transporte público de la capital.

Según el Coronel Nelson Quiñones Manchola, quien es el Subcomandante de la Policía de Bogotá, “se atendieron diferentes motivos de protesta y de igual manera perturbación a la tranquilidad donde se hace la captura de ocho ciudadanos quienes de alguna manera están infringiendo la norma y de otra parte tuvimos un policía lesionado y seis vehículos que fueron afectados”.

Según las autoridades de la ciudad e información de TransMilenio, en la capital del país hubo bloqueos por enfrentamientos con las autoridades o por aglomeraciones de personas en las siguientes zonas: Country Sur, Monumento de los Héroes, Portal de Suba, Chicalá (en inmediaciones del Portal de las Américas) y Puente Dignidad.

Sin embargo, los enfrentamientos más críticos que se presentaron en la capital sucedieron en las inmediaciones de los portales de TransMilenio en Suba y las Américas. Incluso, a través de redes sociales se conocieron decenas de videos y fotografías en los que se veía a manifestantes enfrentándose con objetos contundentes a la fuerza pública.

La denuncias más graves se dieron en las Américas, donde fueron afectados defensores de Derechos Humanos y comunicadores de medios alternativos a los que les lanzaron artefactos incendiarios, además, algunos manifestantes atacaron la infraestructura de la capital.

“La infraestructura pública como los semáforos, regulan y organizan el tráfico de la ciudad, destruirla origina caos. Rechazamos rotundamente todos los tipos de violencia”, señaló a través de Twitter el comandante de la Policía de Bogotá, Eliécer Camacho.

En días pasados, el Ministro de Defensa, Diego Molano, había dado a conocer que más de 46 mil soldados y policías se encargarán de garantizar la protección de los colombianos en todo el territorio nacional el 7 de agosto.

“El propósito de la instalación de este Puesto de Mando Unificado es, en primer lugar, garantizar que aquellas manifestaciones pacíficas y las otras actividades planteadas, puedan desarrollarse en total normalidad y con apoyo de la Fuerza Pública”, explicó el ministro de Defensa.

Y al mismo tiempo, encendió las alertas en la capital sobre actos vandálicos que estarían siendo orquestados, debido a que se había incautado material explosivo en el barrio Perdomo, Ciudad Bolívar, el cual iba a ser utilizado para cometer un acto terrorista en Bogotá. De acuerdo con Molano, el atentado iba a ser ejecutado por órdenes de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias ‘El Paisa’, miembro de disidencia de las Farc, Segunda Marquetalia, desde Venezuela.

“Esta red terrorista está siendo seguida, no solamente en Bogotá, sino en varias ciudades de Colombia (...) Ya se está realizando una actividad de registro, control y seguimiento, en el sur de Bogotá, específicamente en Ciudad Bolívar, donde miembros de la Policía Nacional con uniformados del Ejército tenían información sobre la entrega de este material “, manifestó el funcionario.

Además, las autoridades se encontraban haciendo seguimiento a las barras bravas de Santafé y Millonarios debido a los hechos registrados en El Campín, donde resultó herida una persona cuyo diagnóstico es todavía reservado. Sin embargo, los seguidores de los equipos capitalinos no tuvieron ningún tipo de enfrentamiento.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR