Instituto de Protección Animal abre el debate sobre la temporada taurina en Bogotá

Será el Congreso de la República el encargado de determinar finalmente la continuidad de estos espacios.

 En el Museo Nacional se llevó acabó una protesta en febrero del 2020  contra de la temporada taurina que se realiza en la Plaza de Toros La Santamaría. Foto: Colprensa - Diego Pineda.
En el Museo Nacional se llevó acabó una protesta en febrero del 2020 contra de la temporada taurina que se realiza en la Plaza de Toros La Santamaría. Foto: Colprensa - Diego Pineda.

Aunque la temporada taurina de 2020 en Bogotá se realizó sin mucha acogida, el Instituto de Protección Animal, IDPYBA, aseguró recientemente que será el Congreso de la República el que determine la continuidad de estos eventos en 2021.

A través de los años se han realizado manifestaciones masivas en contra de las corridas de toros en la capital. Una de las más conocida fue la “22E”, en la que cerca de 30.000 personas se reunieron en las inmediaciones de la Plaza de Toros de la Santamaría en el centro de Bogotá, para protestar y manifestar su inconformidad. Esto ha sido crucial para acelerar el cambio social, y para visualizar las diferentes problemáticas de todos los animales.

Con la incertidumbre sobre si este año habrá corridas de todos, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal retomó el pasado 7 de febrero las charlas en vivo “Zoocialicemos”.

De acuerdo con un comunicado del instituto, el objetivo de estos diálogos es llevar a toda la comunidad espacios de discusión sobre el bienestar de los animales y las diferentes posiciones que existen al respecto. En este primer debate del año la temática fue la tauromaquia en la capital.

En el diálogo se evidenció la necesidad de acelerar un cambio social que contribuya a la eliminación de prácticas que generen daño a las condiciones físicas, emocionales y de vida de los animales.

La discusión sobre la posible desaparición de la tauromaquia giró en torno a que los toros de lidia, raza de los Bos primigenius Taurus, que se utilizan para estas prácticas y son especies concebidas mediante selección artificial, por lo tanto, su desaparición no generaría un impacto a los ecosistemas.

“Criar seres de una raza específica para torturarla deja mucho que desear de una sociedad. ¿Qué valoramos más en una sociedad: los recursos económicos o las vidas?” dijo Natalia Parra, subdirectora de Cultura Ciudadana y Gestión del Conocimiento del IDPYBA.

Por su lado, el columnista Ariel Ávila, uno de los invitados a la primera charla del año del IDPYBA, manifestó que “en una sociedad que se dice ser democrática, liberal y progresista, no puede aceptar la tortura como una forma de entretenimiento contra cualquier ser sintiente”.

Y añadió que “Si aspiramos a construir una sociedad en paz, y que trámite sus conflictos vía pacífica lo peor que podemos hacer es brindarle espectáculos violentos donde se tortura un animal. No son solo las corridas de toros, sino las peleas de gallos, entre otros”.

De acuerdo con el comunicado de la entidad, “un ser humano no puede causarle dolor a otro ser sintiente, aún si está normalizado. Este cambio se debe gestionar desde la pedagogía, no solo desde la ira y la indignación, para lograr también el movimiento en todos los espacios. Es por lo que, desde el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal trabajamos para fortalecer desde la ciudadanía bogotana el respeto por las diferentes especies”.

Aclararon también que rechazan todos los espectáculos que vulneran la vida y la dignidad de los animales.

¿Habrá o no corridas de toros?

En diciembre del año pasado El Tiempo reveló que estaría decidido que en el 2021 no habrá corridas de toros.

“Está confirmado que en el 2021 no habrá temporada de tortura y matanza de toros y novillos por una decisión de la administración distrital motivada por la pandemia del covid-19, de hecho no abrió licitación para la temporada taurina 2021”, aseguró en ese momento Andrea Padilla, concejal animalista de la capital.

De acuerdo con el diario, Padilla aseguró que también influyó una decisión del juez 4 del circuito administrativo de Bogotá, quien negó una medida cautelar que solicitaron los taurinos contra el acuerdo 767, que aparentemente eliminará esta práctica en la ciudad.

“Es un acuerdo que contó con el respaldo mayoritario de los concejales de Bogotá y la alcaldesa, Claudia López. Celebramos esta decisión valiente de la administración distrital. Es con acciones como se materializa el compromiso por la seguridad y la vida de todos los habitantes humanos y no humanos en Bogotá”, dijo en El Tiempo Padilla.

<mark class="hl_yellow">Le puede interesar: </mark>

TE PUEDE INTERESAR