Tener el esquema completo de las vacunas contra el COVID-19 reduce el riesgo de morir por otras causas

Así lo detectó un estudio de los CDC de EEUU junto con otras instituciones de investigación en salud pública

Al estar inmunizado, se reduce el riesgo de morir por otras causas no relacionadas con el COVID-19 (Fernando Calzada)
Al estar inmunizado, se reduce el riesgo de morir por otras causas no relacionadas con el COVID-19 (Fernando Calzada)

La mitad de los seres humanos que habitan el planeta ya tienen la primera dosis de vacuna contra el COVID-19. Son más 3,8 mil millones de personas que iniciaron el esquema de inmunización para estar protegidas contra la infección por el coronavirus que ya se llevado la vida de 4,9 millones de personas desde diciembre de 2019, según la Organización Mundial de la Salud. Todas las vacunas autorizadas son eficaces para prevenir el COVID-19 y reducir el riesgo de complicaciones y muertes tal como se observó en los ensayos clínicos del año pasado. Pero con el avance de los planes de vacunación ahora hay más pruebas sobre los beneficios de estar vacunados con el esquema completo cuanto antes. Al estar inmunizado, se reduce el riesgo de morir por otras causas no relacionadas con el COVID-19.

La vacunación contra el COVID-19 es una herramienta clave para ayudar a detener la pandemia del COVID-19. Vacunarse contra el coronavirus ayuda a las personas a protegerse de contagiarse o de enfermarse gravemente, y también puede ayudar a proteger a las personas de su entorno más cercano, según resaltan los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

Un equipo de investigadores de los CDC y de otras instituciones de salud pública de Estados Unidos analizaron datos sobre la población vacunada en comparación con los que aún no se aplicaron las dosis. En ese país, el 57% de la población general tiene el esquema completo, y aunque hay dosis disponible aún hay personas que vacilan en recibir las vacunas.

Científicos de los Centros para el Control y la Prevención de las enfermedades (CDC) identificaron que los vacunados contra el COVID-19 mueren menos por otras causas no relacionadas con la infección (REUTERS/Tami Chappell/Archivo)
Científicos de los Centros para el Control y la Prevención de las enfermedades (CDC) identificaron que los vacunados contra el COVID-19 mueren menos por otras causas no relacionadas con la infección (REUTERS/Tami Chappell/Archivo)

Al hacer el estudio, los investigadores encontraron que las personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 tienen menos probabilidades de morir por otras causas que las no vacunadas. El estudio, dirigido por Stanley Xu, de Kaiser Permanente Southern California, tuvo en cuenta a las personas que recibieron las vacunas COVID-19 desarrolladas por las empresas Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson.

El trabajo reveló que los que recibieron varias dosis de cualquier vacuna tenían tasas de mortalidad más bajas que los que sólo recibieron una dosis. “Se realizó un estudio de cohorte durante diciembre de 2020-julio de 2021 entre aproximadamente 11 millones de personas inscritas en siete sitios de Vaccine Safety Datalink (VSD)”, dice el informe, refiriéndose a un proyecto conjunto de los CDC y nueve organizaciones de atención médica que recopilan datos electrónicos sobre vacunas para estudios clínicos.

“Después de estandarizar las tasas de mortalidad por edad y sexo, este estudio descubrió que los receptores de la vacuna COVID-19 tenían una mortalidad no-COVID-19 más baja que las personas no vacunadas”, afirmaron los investigadores. Además, las personas que recibieron vacunas de ARN mensajero, como las inyecciones de Pfizer-BioNTech y Moderna, tuvieron tasas de mortalidad más bajas que las personas que se vacunaron con la inyección de Johnson & Johnson, una vacuna desarrollada en base a una plataforma de vector viral.

Las personas que recibieron vacunas de ARN mensajero tuvieron tasas de mortalidad más bajas que las personas que se vacunaron con la inyección de Johnson & Johnson (Pfizer/Vía REUTERS)
Las personas que recibieron vacunas de ARN mensajero tuvieron tasas de mortalidad más bajas que las personas que se vacunaron con la inyección de Johnson & Johnson (Pfizer/Vía REUTERS)

Por un lado, se encontró en el grupo de personas no vacunadas tuvo una tasa de mortalidad de 11,1 muertes por cada 1.000 personas al año. En cambio, los que recibieron la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech tuvieron una tasa de mortalidad de 4,2 muertes por cada 1.000 personas vacunadas al año después de la primera dosis, y de 3,5 muertes después de la segunda dosis. En el caso de los receptores de la vacuna Moderna COVID-19 tuvieron 3,7 muertes por cada 1.000 personas al año después de la primera dosis, y 3,4 muertes después de la segunda dosis. Esos fallecimientos en vacunados no estuvieron relacionados ni con el COVID-19 ni con la vacunación.

También se analizó el impacto de la protección de la vacuna de Johnson & Johnson que solo implica una dosis. Entre los que recibieron ese inoculante, la tasa fue de 8,4 muertes por cada 1.000 personas al año. En cambio, el grupo no vacunado que se analizó en comparación tuvo una tasa de mortalidad de 14,7 muertes por cada 1.000 personas al año.

Además de que las personas vacunadas contra la COVID-19 tienen menos probabilidades de morir por causas no relacionadas con la misma, el estudio confirmó que las vacunas son seguras de administrar y eficaces contra la enfermedad. “Las vacunas contra el COVID-19 autorizadas en Estados Unidos han demostrado una y otra vez que son seguras”, dijo el doctor Xu. “Este estudio también confirma su seguridad”, resaltó.

El estudio de los CDC y otras instituciones confirmó la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 que ya se había verificado durante los ensayos clínicos previos a la autorización (REUTERS/Callaghan O'Hare)
El estudio de los CDC y otras instituciones confirmó la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 que ya se había verificado durante los ensayos clínicos previos a la autorización (REUTERS/Callaghan O'Hare)

Mientras la vacunación sigue e incluso recientemente se sumó la tercera dosis de refuerzo, que ya alcanzó al 3,6% de la población en Estados Unidos, los CDC y las otras instituciones de salud pública han explicado que siguen evaluando la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 aprobadas o con autorización de uso de emergencia aunque ya se haya demostrado que brinda alta protección contra el virus y seguridad.

“Los CDC están evaluando la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones del mundo real. En algunas evaluaciones en condiciones del mundo real se observa a personas vacunadas y no vacunadas para ver cuántas personas de cada grupo contraen el COVID-19. Algunas evaluaciones analizan la diferencia en la efectividad de la vacuna contra el COVID-19 en personas con la serie parcial de la vacuna en relación con las personas que tienen la vacuna completa. Muchos factores pueden incidir en el funcionamiento de la vacuna en condiciones reales”, aclararon.

Días atrás, el Gobierno de Estados Unidos anunció que autorizará la entrada de personas que ya estén vacunadas con los inoculantes que tienen aval de la OMS (REUTERS/Jose Luis Gonzalez)
Días atrás, el Gobierno de Estados Unidos anunció que autorizará la entrada de personas que ya estén vacunadas con los inoculantes que tienen aval de la OMS (REUTERS/Jose Luis Gonzalez)

Entre los factores que puede afectar la efectividad de los inoculantes en el mundo real, mencionaron que puede haber grupos de personas que no fueron incluidas en los ensayos clínicos y pueden responder de modo diferente a la vacuna. Las nuevas variantes del coronavirus pueden ser un factor que afecte el nivel de protección, y los factores programáticos, como respetar los cronogramas de administración o almacenar y manipular las vacunas correctamente.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Por qué la Ley de Economía Circular es una oportunidad para proteger al planeta

La norma sancionada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires busca el desarrollo sostenible sin generar impacto en el calentamiento global. Los detalles

EEUU recomendó la dosis de refuerzo de la vacuna a toda la población adulta

Así, quienes recibieron las vacunas de Pfizer/BioNTech o Moderna podrán inyectarse la dosis de refuerzo seis meses después de la segunda dosis y quienes recibieron la dosis única de Johnson&Johnson podrán administrarse la segunda dosis dos meses después de la primera

Por llegada de Luis Pérez al Pacto Histórico, Margarita Rosa de Francisco le pide cuentas a Gustavo Petro

La actriz y figura pública exigió al senador y precandidato claridad con respecto a la presencia del exgobernador de Antioquia en las toldas del movimiento alternativo

Casi la mitad de los hogares en Latinoamérica ganan menos que antes de la pandemia

La situación ha mejorado a medida que los países relajaron las medidas de confinamiento y avanzaron las campañas de vacunación, pero la tasa de empleo regional es 11 puntos porcentuales inferior a la que tenían antes de la llegada del coronavirus

“Es el presidente más chillón”: la contundente crítica de Chumel Torres contra AMLO

El presentador de “El Pulso de la República” también rescató la polémica entre el presidente y Carmen Aristegui, pues señaló una actitud “dictatorial” tras los ataques contra la periodista y el reportaje que cuestionó uno de los programas insignia de este gobierno: Sembrando Vida
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR