Persecución contra la prensa en Venezuela: la dictadura chavista acusó a periodistas de ArmandoInfo de integrar una estructura extorsiva

El medio de comunicación venezolano acusado destapó el caso de robos millonarios a contratos de alimentos subsidiados para los pobres de Venezuela en el que estuvo involucrado el empresario colombiano Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro

Guardar

Nuevo

El fiscal general de Venezuela, el chavista Tarek William Saab. REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria
El fiscal general de Venezuela, el chavista Tarek William Saab. REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria

El fiscal general de Venezuela, el chavista Tarek William Saab, acusó este martes a periodistas de integrar una “estructura extorsiva” financiada por el ex ministro de Petróleo Tareck El Aissami, arrestado por corrupción, señalamientos que los reporteros rechazaron como una “maniobra difamatoria”.

Saab dijo que El Aissami -detenido el pasado 9 de abril por desvío de fondos en la estatal petrolera PDVSA- “tenía a su servicio una estructura mediática extorsiva” para “atacar a las autoridades del Estado” y mencionó a comunicadores del portal de periodismo de investigación ArmandoInfo, que ha hecho múltiples denuncias de irregularidades en empresas y proyectos estatales, así como a otros periodistas.

Los periodistas acusados, Edwald Scharfenberg y Roberto Deniz, salieron al exilio en 2018 tras ser demandados por el empresario colombiano Alex Saab, contratista del régimen y quien es señalado de ser testaferro de Nicolás Maduro. Organizaciones gremiales de prensa consideraron la persecución como un “acto de hostigamiento”. Los periodistas denunciaron el caso de robos millonarios a contratos de alimentos subsidiados para los pobres de Venezuela.

El fiscal denunció “campañas de guerra sucia” contra políticos o empresarios contrarios a “los intereses” del ex ministro, exigiéndoles pagos de 30.000 a 100.000 dólares para “suavizar” o “retirar” publicaciones, y aseveró que también eran usadas para ello “cuentas fantasma” en redes sociales.

El periodista venezolano, Roberto Deniz, en una fotografía de archivo. EFE/Lenin Nolly
El periodista venezolano, Roberto Deniz, en una fotografía de archivo. EFE/Lenin Nolly

Divulgó un video del empresario Samark López, mano derecha de El Aissami y también detenido, en el que asegura que comunicadores recibían pagos del entorno de El Aissami.

“Nada más absurdo e inverosímil. Hemos escrito decenas de reportajes justamente sobre López, El Aissami y las irregularidades en PDVSA (...). Denuncio esta maniobra difamatoria como torpe y malintencionada”, reaccionó en X Scharfenberg, editor de ArmandoInfo y mencionado por Saab.

Además, Scharfenberg señaló que los señalamientos de Saab están relacionados con las proximidad del documental sobre Alex Saab, el cual se va estrenar el próximo marte en la cadena PBS en Estados Unidos.

“Es una criminalización del trabajo que hemos hecho durante años”, publicó, por su parte, Deniz.

El señor Tarek William Saab funge ahora como el libretista del lodazal que es hoy el chavismo y su héroe caído El Aissami. Su acusación en contra mía y del trabajo que hacemos en ArmandoInfo es un chiste de mal gusto. Fuimos nosotros quienes en 2022 revelamos lo que estaba pasando en Pdvsa”, agregó Deniz en su cuenta de X.

 Nicolás Maduro en la Cumbre ALBA. EFE/ Miguel Gutiérrez
Nicolás Maduro en la Cumbre ALBA. EFE/ Miguel Gutiérrez

Deniz señaló que pedirle seriedad y rigor a Tarek William Saab es absurdo, pero no por ello su disparate es menor.

Cabe destacar que la Fiscalía General de Venezuela, en cabeza de Saab, es usada por el régimen de Maduro para atacar a políticos, periodistas, líderes sociales y cualquier tipo de voz de disidente. El organismo carece de credibilidad.

El Aissami, quien fue cercano colaborador del dictador Nicolás Maduro y su antecesor Hugo Chávez (1999-2013), fue arrestado por el desvío de ingresos por la venta de crudo a través de criptoactivos, fallido mecanismo ideado para eludir sanciones de Estados Unidos contra Venezuela. El desfalco es estimado en casi 17.000 millones de dólares.

Hay más de 60 detenidos a raíz de este caso.

El fiscal acusó también a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) de financiar reportes contra el régimen de Maduro, quien el próximo 28 de julio busca la reelección, lo que lo proyectaría a 18 años en el poder.

Caso Saab

Alex Saab está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, que se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro al parecer se lucraron con “cientos de millones de dólares”.

En los primeros años de Maduro en Miraflores, estas fueron algunas de las fortunas almacenadas por Saab: 120 millones de dólares provenientes de las asignaciones de dólares preferenciales en las denominadas “subastas Sicad”; otros 125 millones de dólares con contratos para la venta de materia prima a granel, como maíz, trigo o soja; y un acuerdo por 4.000 millones de dólares para la explotación petrolera con Trenaco, domiciliada en Colombia y Suiza, al frente de la cual estuvo el empresario colombiano Carlos Gutiérrez Robayo, consigna la revista Semana.

Por su parte, entre 2016 y 2018, la extensa red de Saab obtuvo contratos por cerca de 1.500 millones de dólares a nombre de Group Grand Limited -registrada en Hong Kong- y Asasi Food Fze -inscrita en Emiratos Árabes Unidos-. Esas compañías no solo firmaron acuerdos con el régimen venezolano para las cajas Clap, también lo hicieron para suministrar medicinas, repuestos y hasta juguetes.

(Con información de AFP)

Guardar

Nuevo