Colapso sanitario en Perú: la Defensoría reportó que no queda ninguna cama para cuidados intensivos en Lima y Callao

Las unidades con ventiladores mecánicos se agotaron en el sistema hospitalario de la capital en el marco de la segunda ola de la pandemia. Las filas para recargar los tanques de oxígeno se hacen cada vez más largas

Traslado de pacientes en el hospital Alberto Sabogal, en el Callao (AP)
Traslado de pacientes en el hospital Alberto Sabogal, en el Callao (AP)

La Defensoría del Pueblo en Perú advirtió que no queda ninguna cama para cuidados intensivos disponible en Lima ni en el vecino puerto del Callao, ante la velocidad con la que avanza la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que ha hecho colapsar el débil sistema sanitario local.

A nivel nacional, 10.998 ciudadanos están hospitalizados con distintos grados de gravedad. En la capital, la presión sobre el sistema sanitario vuelve a niveles angustiantes: no queda ninguna de las 929 camas de cuidados intensivos reportadas por la Defensoría, cuyo registro no incluye establecimientos vinculados con las fuerzas de seguridad, hospitales pediátricos y algunos organismos específicos.

Por su parte, el reporte de OpenCovid Perú, un equipo de científicos e investigadores que analiza datos oficiales, había indicado el viernes que de 1.065 camas UCI en Lima y Callao, apenas quedaban 10 disponibles. Pero hay decenas de pacientes internados que esperan su traslado a estas unidades.

Área de cuidados intensivos en el hospital de Villa el Salvador, en Lima (Reuters)
Área de cuidados intensivos en el hospital de Villa el Salvador, en Lima (Reuters)

Alicia Abanto, adjunta de la Defensoría, instó a imponer nuevas restricciones al Gobierno: “Es necesario que el Consejo de Ministros evalúe y tome medidas rápidas. Esta situación que ocurre en la capital, de que ya no quedan camas UCI disponibles, amerita una toma de decisiones mucho más rápida. Urgimos a entidades públicas y privadas que se privilegie el teletrabajo para disminuir movilidad de personas”, señaló en declaraciones a Canal N.

Ambas ciudades tienen un toque de queda establecido entre las 9 p. m. y las 4 a. m., a lo que ahora se han añadido nuevas restricciones al tráfico de vehículos particulares los domingos.

(AP)
(AP)

Esta semana, se volvieron a registrar largas filas para comprar un cilindro de oxígeno medicinal, insumo clave para el tratamiento de la enfermedad. “La demanda definitivamente se ha disparado, y la venta de oxígeno se ha incrementado tanto que la planta tiene que cerrar, porque ya no se da abasto” para atender al público, dijo a la AFP Gabriel Cárdenas, copropietario de PGO, una empresa que comercializa oxígeno en Lima. “En solo dos días la demanda se ha quintuplicado. Se vienen los peores días por la segunda ola”, vaticinó Cárdenas.

Perú enfrenta una segunda ola de contagios desde inicios de enero, e incluso registra casos con la cepa británica del coronavirus. Las cifras de fallecidos pasaron en un mes de un promedio de 50 diarios a más de un centenar la última semana. Y los contagios diarios crecieron de 1.000 a 5.000.

La espera para conseguir una recarga de oxígeno en Lima (AP)
La espera para conseguir una recarga de oxígeno en Lima (AP)

Este sábado, el Ministerio de Salud notificó 3.393 nuevos contagios y 181 muertes causadas por la enfermedad. Con estas cifras, el número de fallecidos a causa del COVID-19 se ha elevado hasta los 39.608, mientras que el de casos se sitúa en 1.093.938.

(Con información de Europa Press y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS