Ciencia.-Los ladridos delatan a una nueva especie de mamífero en África

14-06-2021 Dendrohyrax interfluvialis
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD DE YALE
14-06-2021 Dendrohyrax interfluvialis POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA UNIVERSIDAD DE YALE


MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Las estridentes llamadas de los hyrax de los árbol, pequeños mamíferos herbívoros, resuenan de noche en los bosques de África occidental y central, pero su sonido difiere según la ubicación.

Los hyrax de árbol que viven entre los ríos Volta y Níger emiten un ladrido que es distinto de las vocalizaciones chillonas de los hyraxes que habitan en otras regiones de la zona forestal africana.

Un nuevo estudio en el Zoological Journal of the Linnean Society, coautor del antropólogo de Yale Eric Sargis, encuentra que los hyrax que ladran son una especie separada de sus vecinos que gritan. La especie recientemente descrita, Dendrohyrax interfluvialis, habita los bosques secos y húmedos que se encuentran entre los dos ríos en las regiones costeras del sureste de Ghana, el sur de Togo y Benin y el suroeste de Nigeria.

Los investigadores basaron su conclusión en las llamadas distintivas combinadas con las diferencias anatómicas y genéticas que identificaron entre las poblaciones de hyrax de árboles.

"A veces, un oído atento es tan importante como un ojo agudo", dijo en un comunicado Sargis, curador de mamalogía y paleontología de vertebrados en el Museo de Historia Natural de Yale Peabody. "Mis coautores John Oates y Simon Bearder estaban en Nigeria en 2009 investigando galagos, un grupo de primates, cuando notaron que las llamadas de hyrax eran diferentes en un lado del Níger que en el otro. Toda la evidencia que estudiamos posteriormente, incluida las vocalizaciones distintivas, apunta a una especie única en los bosques entre el Níger y el Volta".

Los hyrax de árbol adultos suelen pesar entre 2,2 y 3,1 kilos, aproximadamente del tamaño de una marmota, pero están estrechamente relacionados con los elefantes y los manatíes. Por lo general, se les considera como habitantes nocturnos y arbóreos, pero su comportamiento ha resultado difícil de estudiar, en parte porque, a diferencia de la mayoría de los mamíferos nocturnos en África, sus ojos no brillan por la noche, lo que los hace más difíciles de detectar, explicaron los investigadores.

Los investigadores estudiaron 418 grabaciones de llamadas de hyrax de árbol realizadas entre 1968 y 2020 en 42 sitios en 12 países. Bearder, profesor emérito de la Universidad de Oxford Brookes, produjo sonogramas a partir de una muestra de las 96 grabaciones más claras y completas, incluidas 34 de la población entre Níger y Volta y 62 de poblaciones de hyrax de árbol en África occidental, central y oriental, midiendo su duración, rango de frecuencia y tasas de repetición, entre otras características.

Este análisis reveló que casi todas las llamadas registradas entre los ríos eran "ladridos de cascabel" que diferían de las llamadas chillonas registradas en el lado occidental del Volta y el lado oriental del Níger.