La oposición venezolana se siente decepcionada por la pasividad que muestra el gobierno de Mauricio Macri ante la situación desesperante de un país donde se registra escasez de alimentos, falta de medicamentos y diariamente se producen brutales episodios de violencia institucional y en las calles.

La ex diputada opositora María Corina Machado expresó este jueves por la mañana su descontento porque la posición tolerante que tiene el gobierno argentino se contrapone con el perfil que mostró al llegar al poder, cuando prometió colaborar activamente para poner freno a las violaciones a los derechos humanos que periódicamente comete el presidente Nicolás Maduro.

"Entiendo los problemas internos que tiene Macri, pero lo de Venezuela es también un problema de Argentina"

"Puedo entender todos los problemas internos que tiene el presidente Macri, pero la situación venezolana es también un problema interno de Argentina y amerita una posición muy firme: tiene que escoger de qué lado está, si con la democracia o con la dictadura", reclamó la coordinadora de Vente Venezuela, que recordó los vínculos de los Kirchner con el chavismo.

En una reciente visita a París, la canciller argentina Susana Malcorra sorprendió al considerar que "el problema de Venezuela lo tienen que resolver los venezolanos entre sí, encontrando un mecanismo de diálogo que les permita decidir cómo van a resolver la crisis".

 163
163

En diálogo con Jorge Lanata por Radio Mitre, Machado cuestionó esa postura con una equivalencia impactante: "Yo le pregunto cuántos muertos más hacen falta, qué más tiene que ocurrir en Venezuela... La permanencia de Maduro en el poder ya no se mide en horas sino en muertos".

De todas maneras, la ex legisladora no pierde la fe: "Yo creo que el presidente Macri no nos va a defraudar en esta hora y que la Argentina va a asumir con toda la fortaleza y energía la defensa de los derechos humanos, porque tiene que escoger de qué lado está: con la democracia o con la dictadura; con la acción o con la dilación; si está con (Luis) Almagro o con (Ernesto) Samper".

"La permanencia de Maduro en el poder ya no se mide en horas sino en muertos"

En ese sentido, la ex diputada venezolana argumentó que "el informe de la OEA concluye lo que es evidente, que en Venezuela se rompió el orden democrático, hay una crisis humanitaria provocada y acelerada por el régimen de Maduro".

Por eso reclamó que todos los países de la región se comprometan a colaborar con una población venezolana que "está pasando hambre" y se encuentra desesperada: "Hay que decirlo con todas las letras, la complicidad internacional ha sido brutal y se transformó en un pilar para la legitimidad de este régimen, para justificar lo injustificable".

La cofundadora de la asociación civil Súmate consideró que a un gobierno como el de Maduro se lo combate "con presión institucional, desde la Asamblea Nacional; con presión popular, en base a la movilización ciudadana; y con presión internacional".

Finalmente remarcó la necesidad de aplicar la Carta Democrática y poner en marcha una transición ordenada: "Cuando el Ejecutivo desconoce la autonomía y la vigencia del Parlamento, ¿cómo se llama eso? En la Argentina, en Venezuela y en cualquier país del mundo, eso es un golpe de Estado. Y frente a esto, la OEA está obligada a escuchar a la Asamblea nacional y a los venezolanos".