La relación de Wanda Nara con Mauro Icardi había empezado envuelta en polémica porque él jugaba con el ex de la vedette, Maxi López. Se dijo de todo cuando empezaron a circular los rumores y los comentarios se duplicaron cuando la mayor de las hermanas Nara confirmó el romance. Más de dos años después, el actual delantero del Inter, uno de los futbolistas argentinos con mejor presente en Europa, habló y dio su versión.

"Maxi López no era mi mejor amigo", aseguró Icardi luego de responderle a Tití Fernández, uno de los panelistas del programa de Fox Sports, 90 Minutos: "Yo te lo puedo resumir rápido. Wanda estaba casada con Maxi López. Tenían sus hijos. Yo era un amigo y compañero del equipo, conocido porque hemos comido asado juntos. Yo en ese momento estaba en pareja. Hasta ahí era todo muy normal".

"Después Wanda se separa y nosotros seguimos teniendo nuestro contacto, nuestras charlas y sucedió", agregó el delantero de Inter de Milán y explicó: "Yo me enamoré de Wanda y ella se enamoró de mí. Se juzga sólo por eso, porque yo era compañero de Maxi López y porque nos conocíamos".

Icardi insistió en que con López sólo eran compañeros de equipo. "Un compañero más", lo definió: "Nos juntábamos un poquito más porque éramos los dos argentinos y teníamos buena onda". Los jugadores se conocieron cuando eran parte del equipo italiano Sampdoria.

Desde que Icardi se casó con Wanda, hubo cientos de momentos escandalosos. Desde las peleas mediáticas de la vedette con su ex por la cuota alimentaria de sus hijos hasta las veces que López no saludó a su compatriota las veces que se enfrentaron en el torneo italiano.