La dupla Alfonso Prat-Gay y Luis Caputo avanza en las tratativas por la deuda en default. Adrián Escandar 162
La dupla Alfonso Prat-Gay y Luis Caputo avanza en las tratativas por la deuda en default. Adrián Escandar 162

Finalmente al Gobierno le ofertaron cuatro veces y media lo que buscaba en el mercado. Con ese aluvión de dólares, el secretario de Finanzas Luis Caputo empezará a hacer cirugía mayor para depurar las ofertas de compra de los bonos y así quedarse con los que pidieron una menor tasa. Se conocerá oficialmente el martes la denominada "tasa de corte", que será el costo real al que emitirán los títulos. Pero trascendió que el Gobierno no convalidaría que su bono a 10 años (el más emblemático, que acaparó el 40% de las ofertas) supere el 7,5%. Es más, se escucha que tratarán de bajar el rendimiento de ese bono al 7,25%.


"Caputo va a querer apretar al máximo la tasa. La ventaja que tiene es que al haber otros bonos puede negociar apretar para bajar el de 10 años y alocar en el más largo, el de 30 años, que es el que tiene más convexidad y puede subir de precio más rápido", decía a este medio una fuente allegada a la transacción.


Hacienda publicó antes de la emisión su Initial Pricing Thoughts (IPTs), como se conoce en la jerga financiera a la guía inicial de tasas: para el bono a 3 años, buscaba en torno al 6,75%; para el de 5 años, alrededor de 7,50%, para el el 10 años iría a 8%; mientras que para el de 30 años estará en cerca del 8,75%.


Pero los USD 67.000 millones que recibieron en ofertas permiten bajar todos los rendimientos en los bonos. Trascendió que el bono a 3 años cortaría en 6,50%, el de 5 años rendiría 7%, el de 10 años entre 7,25% y 7,50% y el de 30 años 8,25%. Así, el promedio le daría al Gobierno menos del 7,5% tomando los cuatro bonos, todo un éxito para la gestión de Alfonso Prat-Gay.


Para medir esto, en medio de los pedidos de embargo y con desacato contra la orden Thomas Griesa, el otrora ministro de Economía Axel Kicillof consiguió con un bono con ley local pero vendido íntegramente en el exterior, unos USD 1.400 millones al 9% anual.


Más cercano en el tiempo, la goberando de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal salió a colocar bono en los mercados internacionales el mes pasado por USD 1.250 millones y tuvo que convalidar un rendimiento de casi 9,5%.


Los bonos que emitirá la adminitración de Mauricio Macri por USD 15.000 millones tiene legislación Nueva York y son bullet, o sea pagan todo el capital al vencimiento y sólo abona el interés periódicamente.