Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162

El dirigente de la rama juvenil del macrismo, Pedro Robledo, fue designado esta semana presidente de los Jóvenes PRO a nivel nacional, luego de conformar una lista de unidad que evitó ir a elecciones internas. Robledo admitió que deberá trabajar para que el partido gane territorio en los barrios. Aseguró que busca fomentar un semillero de nuevos dirigentes políticos para 2017 y le hizo una advertencia al Gobierno en relación a la suba de tarifas.

- ¿Cómo se acordó esta lista de unidad?

- En el PRO tenemos mucha cultura democrática, de hecho el año pasado vivimos una interna muy importante en la Ciudad. Pero cuando podemos llegar a acuerdos con consensos, me parece que fortalecen y son enriquecedores. Pudimos conformar una lista federal con representantes de distintas provincias. Queremos cambiar el paradigma de que Dios atiende en Buenos Aires.

- Desde otros partidos pueden cuestionarles que al PRO le falta llegada a los barrios, ¿qué impronta va a buscar al respecto?

- Si los chicos del PRO no tenemos calle, reto a cualquier dirigente de La Cámpora a que comparemos quién tiene más kilómetros recorridos en todo el país. Conozco todo las provincias, pueblos grandes y chicos. Igualmente, creo que el PRO tiene que tener más anclaje a nivel territorial, ese será nuestro gran desafío. Vamos a trabajar con las organizaciones de la sociedad civil que son importantísimas en los barrios. Si paso más de 72 horas seguidas en Buenos Aires, es que estoy haciendo mal mi trabajo. No vamos a tomar decisiones desde un escritorio.

- ¿Hay objetivos a largo plazo, de cara a futuras elecciones?

- Sin duda, vamos a preparar a nuestros propios candidatos para 2017. Queremos que desde la juventud del PRO salgan nuevas figuras políticas, con representantes jóvenes de todo el país. Por otro lado, vamos a tener un foco muy puesto en fortalecer el rol de la mujer en la política para que tengan cada vez mayor protagonismo en el partido.

-¿Qué le pide Mauricio Macri a la juventud del PRO?

- Siempre nos habla de no tener una sola realidad. Eso es importante porque nosotros no somos soldados del Presidente sino de los valores, de contrastar la realidad y escuchar. Eso es lo que nos diferencia de La Cámpora, nosotros podemos cuestionar al Gobierno. El Presidente, Marcos Peña, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta nos alientan a cuestionarlos, porque eso alienta el espíritu de nuestra juventud. Mauricio quiere que le propongamos nuevas alternativas. Eso también nos distingue de La Cámpora, en donde respondían solo a un núcleo duro de gobierno, no permitían contradicciones y respondían sólo a las necesidades del poder y no a las de la gente.

- Entonces, ¿qué le señalarías al Gobierno?

- Vamos a marcarle todo el tiempo al Gobierno que necesitamos tener tarifas sociales que incluyan a todos los sectores que no pueden cubrir los aumentos que se realizan. Tenemos que discutir eso, pero no podemos seguir manteniendo una cultura en la cual la factura de un servicio público para alguien que vive en Palermo sale lo mismo que dos paquetes de chicles. Tenemos que ordenar las cuentas luego de una fiesta de 12 años.