Lomu antes del inicio de la última Copa del Mundo de Rugby Kevin Quigley - Daily Mail 163
Lomu antes del inicio de la última Copa del Mundo de Rugby Kevin Quigley - Daily Mail 163

Jonah Lomu es reconocido como una de las máximas figuras de la historia del rugby y su enfermedad impactó al deporte cuando se supo que recibía diálisis tres veces por semana.

En mayo de 2003, la Unión de Rugby de Nueva Zelanda anunció el tratamiento al que era sometido el rugbier.

Los médicos comunicaron a Lomu que era necesario un trasplante de riñón o podría tener que utilizar una silla de ruedas para trasladarse a raíz de las consecuencias que le estaba causando la enfermedad.

Jonah Lomu en un encuentro de la selecciones neozelandesa ante Ingleterra Reuters 163
Jonah Lomu en un encuentro de la selecciones neozelandesa ante Ingleterra Reuters 163

Un año después, en julio de 2004, fue trasplantado y tras la operación y posterior recuperación, el wing neozelandés volvió a la competencia.

Fue profesional hasta el 2010 cuando después de varios años de escasa actividad terminó su carrera en el Marseille Vitrolles de la Tercera División de Francia, disputando tan sólo 7 partidos en la temporada.

En 2011, su cuerpo rechazó el órgano que había recibido siete años y medio antes, y su estado de salud comenzó a deteriorarse. "Desafortunadamente, ningún tratamiento ha funcionado, mi salud es exactamente la misma que al comienzo de la enfermedad", dijo un año después, cuando ya esperaba un segundo trasplante.

LEA MÁS:

La ex estrella de la selección de rugby de Nueva Zelanda volvió entonces a tener que dializarse tres veces por semana, seis horas por día. La máquina a la que era conectado se llevaba la sangre de su cuerpo, limpiaba las impurezas que su riñón enfermo no podía y luego bombeaba la sangre hacia adentro.

"Estoy agradecido que tengo una hermosa esposa y los niños están aquí. Nadine se asegura de que mi familia permanezca unida", le contó Lomu al periódico británico Daily Mail en una de las últimas entrevistas que concedió el pasado 29 de agosto de este año.

Lomu en 1997 en un encuentro con la Reina de Inglaterra Reuters 163
Lomu en 1997 en un encuentro con la Reina de Inglaterra Reuters 163

"Cada paciente de diálisis es diferente pero tenemos algo en común: no tenemos otra opción. La segunda opción no es realmente una opción, es sólo que renunciar", remarcó en ese entonces Lomu.

Aunque no perdía las esperanzas de un nuevo trasplante, hecho que finalmente nunca sucedió, él era consciente que su cuerpo era mucho más propenso a rechazarlo.

Su meta, según le contó al medio británico, era llegar al cumpleaños número 21 de sus hijos. Sin embargo, el ex jugador que había estado recientemente en Inglaterra con su familia y como vocero de la empresa cervecera Heineken durante la Copa del Mundo de Rugby, falleció a los 40 años de edad cuando sus hijos Brayley y Dhyreille tan solo tienen 6 y 5, respectivamente.