Según la película de ciencia ficción de 1985 dirigida por Robert Zemeckis, hoy su personaje principal Marty McFly llega al futuro. Siendo una de las sagas más populares de la historia del cine -contó con una segunda parte en 1989 y una tercera en 1990-, sus fanáticos esperaron con ansias esta fecha épica.

Pero no es el único film que ha tenido al viaje en el tiempo como premisa narrativa. El hombre siempre ha soñado con poder trascender su propia época y poder vivir la experiencia de estar en otro punto de la historia. Muchas películas han mostrado esto, siempre desde su óptica y con objetivos específicos.

Terminator

"Hasta la vista, baby" es posiblemente una de las líneas más reconocidas del cine. Quizás porque aún no se ha encontrado a nadie como Arnold Schwarzenegger para personificar a un ciborg asesino enviado desde el año 2029 a 1984 encargado de matar a una mujer. Con cinco películas hasta la fecha y dos para estrenarse en los próximos años, la idea del futuro apocalíptico donde las máquinas esclavizan a los humanos continúa siendo para muchos una realidad factible.


Doce monos

Al igual que con la famosa Pánico y Locura en las Vegas (1998), el director Terry Gilliam ha narrado un ambiente confuso y por momentos psicodélico. Sólo que en Doce Monos, estrenada en 1995, está articulada en el pasado, lugar a donde viaja James Cole, interpretado por Bruce Willis, para saber qué provocó la situación en la que se vive en el futuro derruido por un virus. Pero algo sale mal y en vez de viajar a 1996, cae en 1990. Al estar en un hospital psiquiátrico nadie cree su historia. Ahí conoce a Jeffrey Goines (Brad Pitt), un paciente anticonsumista que planea disturbios.

El Día de la Marmota

Estrenada en 1993, cuenta la tradición del pueblo de Punxsutawney: los vecinos celebran el fin del invierno en los primeros días de febrero cuando la marmota sale de hibernar. El meteorólogo Phil Connors, interpretado por Bill Murray, viaja para transmitir ese momento en la televisión. Una fuerte tormenta lo obliga a quedarse allí y al otro día, al despertarse, vuelve a ser 2 de febrero. Esto se repite como un círculo infinito y sólo se rompe "el hechizo" cuando el protagonista se da cuenta que tiene que ayudar a los demás y "dejar de ver su sombra".

Looper

¿Cuál es el límite de un asesino a sueldo? A Joe Simmons (personaje personficado por Joseph Gordon-Levitt en el film de 2012) le pagan por matar. El método es ingenioso: en medio de un campo, él espera con un arma y aparecen personas que bandas criminales se los envían desde el futuro para que él les dé el balazo letal. La historia comienza cuando una de esas personas es él mismo con unos cuantos años más, interpretado por Bruce Willis.

Medianoche en París

¿Cuántas personas viven pensando que la época anterior fue mucho mejor de la contemporánea, la cual ven como aburrida y vacía? Ganadora del Óscar al mejor guion original, esta comedia del 2011 escrita y dirigida por Woody Allen y protagonizada por Owen Wilson problematiza sobre el síndrome de la época de oro. De esta forma, el personaje central viaja al pasado y conoce a grandes personalidades de las artes como Ernest Hemingway, Pablo Picasso, Salvador Dalí y Gertrude Stein.

Minority Report

En el 2002 Steven Spielberg eligió a Tom Cruise para que personifique al personaje principal de su nueva película, basada en el cuento de 1956 del escritor Philip K. Dick (El informe de la minoría). Los hechos ocurren en el año 2054 donde los crímenes se pueden predecir gracias a personas que saben qué va a suceder. La historia se inicia cuando el personaje de Cruise frena un asesinato segundos antes de que ocurra y el detenido grita: "¡Pero si no hice nada!"

Efecto Mariposa

Estrenada en 2004 con la dirección de Eric Bress y los protagonismos de Ashton Kutcher y Amy Smart, este film narra la historia de un estudiante de psicología que descubre que puede volver al pasado y cambiar el futuro. La película es un sinfín de cambios temporales donde el personaje central experimenta situaciones muy caóticas. Tuvo dos secuelas (2006 y 2009) que se lanzaron directamente en DVD.

Posiblemente su mayor logro haya sido poner al viaje en el tiempo como una experiencia de aventuras y diversión. No sólo por su popularidad (su éxito hizo que se transformase en una trilogía) sino también por los objetos delirantes, la dupla que Marty McFly hacía con el Doc Brown y con el hilarante desenlace familiar, esta película continúa contando con millones de fanáticos en el mundo.