163
163

El abrupto regreso de un ex guerrillero tupamaro a Uruguay trajo a ese país trágicos recuerdos de las décadas de los 60 y 70. Después de 40 años fuera del país y 50 en la clandestinidad, Héctor Amodio Pérez volvió para presentar un libro este viernes en Montevideo en el que da cuenta su versión de la historia del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN).

Este sábado, horas antes de tomar un vuelo de regreso a España, quedó detenido en el marco de una causa por torturas a presos políticos.

Amodio Pérez es considerado un traidor por el movimiento guerrillero. Según el MLN, el ex comandante reveló información cuando fue detenido por los militares en 1972. A cambio, la dictadura, que perduró por 12 años en el poder, le concedió la posibilidad de exiliarse en España.

Sin embargo, el ex tupamaro negó que haya sido un colaborador de la dictadura uruguaya, aunque reconoció que aceptó el ofrecimiento de los militares cuando no le quedaba otra alternativa más que aferrarse "a un clavo ardiendo", ya que en 1973 "el MLN no existía más".

Amodio Pérez, quien estuvo en la clandestinidad entre 1965 y 1972 y preso hasta 1973, señaló que temía las consecuencias que podría haber tenido la venganza de sus compañeros en la cárcel.

Después de décadas viviendo en el exterior, el ex comandante guerrillero volvió a Uruguay para aclarar que él no fue un traidor, sino que fue traicionado.

Así, accedió a dar su testimonio para el libro "Palabra de Amodio", escrito por el uruguayo Jorge Mairus, para rebatir la "historia oficial del MLN", que, a su criterio, "lleva muchos años creada, mantenida y alimentada incluso por los que dicen estar en contra" del movimiento guerrillero.

 163
163

"Es la primera oportunidad que tengo para que alguien me haya dado voz. Esto mismo estoy tratando de decirlo hace muchos años y se me cerraron absolutamente todas las puertas", indicó.

El acusado de traición afirmó que "nunca hubo armas en el MLN para hacer lo que se pretendió hacer" y que la guerrilla uruguaya presentaba la paradoja de querer "levantarse en armas sin armas".

Protegido por un grupo de guardaespaldas, el ex combatiente declaró que para su regreso exigió estrictas medidas de seguridad y que hasta llegar a Montevideo no conocía en persona a nadie relacionado con la publicación del libro, pues toda la comunicación con el autor fue a través de correo electrónico.

El protagonista del libro confesó que si no fuera quien es y "si hubiera estado en Uruguay", hubiera votado por Mujica, a quien definió como "honrado pero no honesto".

"Mujica ha llegado donde está porque se ha 'enancado' en una historia que no es real (...) Se ha creado un personaje y lo tiene que representar", expresó sobre su ex compañero de guerrilla.

El ex tupamaro, que está actualmente jubilado en España, indicó que no se puede quedar mucho tiempo en Uruguay, ya que debe seguir trabajando para subsistir debido a que percibe una pensión de 600 euros.

Horas antes de tomar un vuelo de regreso a Europa, Amodio Pérez quedó detenido el sábado, antes de las 11 hora local, para prestar declaración por un caso de presunta tortura de presos políticos durante la dictadura, de acuerdo a lo informado por su abogado, Andrés Ojeda.

El letrado expresó que su defendido quedó detenido en las dependencias de la Dirección Nacional de Inteligencia en espera de que la jueza penal Julia Staricco, quien hizo el pedido de detención, determine cuándo le va a tomar declaración. Allí pasó la noche del sábado a la espera de declarar este domingo.

"Él va a dar todas la declaraciones que correspondan", manifestó Ojeda.

El rotativo uruguayo El País indicó que Amodio podría ser procesado por facilitar información que posibilitó la detención de personas que luego fueron torturadas.

"Yo a Amodio Pérez lo maté cuando me fui de Uruguay"

En la tarde del sábado, el ex tupamaro prestó declaración en un juzgado de Ciudad de la Coste (sur del país) por un presunto delito de falsedad documental, al haber entrado en Uruguay con un pasaporte español en el que figura con el nombre de Walter Salvador Correa Barbosa.

"Yo a Amodio Pérez lo maté cuando me fui de Uruguay, de ahí en más hice mi vida como Walter Correa", declaró el ex guerrillero detenido, según consigna El País.

"El asunto se archivó y el pasaporte se le devolvió. No hay delito. Si la fiscalía hubiese entendido que había delito tenía que haber pedido su procesamiento, cosa que no ocurrió", afirmó Ojeda.

"Se indagó a personal de migraciones, a gente vinculada con el control administrativo de entrada al país y se resolvió (...) el archivo de las actuaciones y disponer que se le devolviese el pasaporte", agregó el abogado.

Ojeda explicó que el nombre de Walter Salvador Correa Barbosa fue con el que Amodio salió del país y con el que se ha manejado desde entonces en España.

Con respecto a la causa que se le imputa, 28 mujeres denuncian haber sido abusadas durante la dictadura. Dos militares declararon sobre esta causa. Uno de ellos fue Asencio Lucero, quien reconoció el abuso y reconoció que el ex tupamaro brindó información sobre sus compañeros mientras estaba preso.

Según El País, Amodio Pérez concurrirá al juzgado a las 15 horas para prestar declaración.