Reuters 163
Reuters 163

Petrobras espera exportar 350.000 barriles de crudo por día (bpd) en 2015, por encima de los 231.500 bpd de 2014, lo que representa un aumento superior al 50 por ciento, según comunicó hoy su gerente de petróleo, Fernando Colares Nogueira, desde Río de Janeiro.

China e India serán los principales compradores, más que Estados Unidos, otrora destino principal del exceso de crudo brasileño. Los productores estadounidenses han incrementado la producción a nivel local, reduciendo la necesidad de importar en el país que más petróleo consume a nivel mundial.

Las exportaciones podrían ayudar a Petrobras a generar mayor liquidez, mientras la petrolera estatal lidia con los bajos precios de los hidrocarburos y una desaceleración de su desarrollo empeorada por el gran escándalo de corrupción que salpica al poder político y al empresariado.

Un gasto de capital fuerte y años de subsidios a los combustibles han provocado un aumento de los préstamos, lo que convierte a Petrobras en la más endeudada de las grandes petroleras mundiales, según reporta la agencia de noticias Reuters.

No obstante, la producción de Petrobras ha estado creciendo este año, sobre todo por la reservas subsal en alta mar al sur de Río de Janeiro. Todas sus refinerías están operando a máxima capacidad o cerca de ella, con poco margen para procesar más.

La región subsal explota el crudo atrapado por una capa de sal en gran profundidad bajo el lecho marino, que alberga algunos de los mayores yacimientos de petróleo descubiertos en los últimos tiempos.

Aunque la extracción es cara comparada con lugares menos extremos, Nogueira dijo que las operaciones serán económicamente viables según las proyecciones de Petrobras para los precios de este año y el próximo.

En el mismo evento, la directora de la Agencia Nacional del Petróleo de Brasil (ANP), Magda Chambriard, dijo que el país debería duplicar su producción petrolera para 2025. Petrobras representa cerca del 50% de las exportaciones petroleras de Brasil, cifra por debajo del 70% de 2011.