La etapa inicial comenzó con River y Huracán buscando el arco rival, aunque los de Núñez teniendo mayor ambición y más hombres en el ataque. Sin embargo, esto duró unos 15 minutos, porque los de Parque Patricios empezaron a crecer y a tocar asociado, con el detalle de que explotaron muy bien el sector derecho de la ofensiva, con Cristian Espinoza encarando a Ramiro Funes Mori, quien tuvo muchos problemas para ganar en los laterales cuando Leonel Vangioni pasaba al ataque y dejaba el hueco.

Fue así que de tanto ir por ese sector el "Globo" encontró el gol. Pase en profundidad de Patricio Toranzo para Espinoza, quien pasó en el mano a mano a Funes Mori y desbordó al otro sector para la llegada de Edson Puch (Ramón Ábila arrastró la marca) para que entrara solo en diagonal y con un derechazo rasante definiera cruzado ante un Marcelo Barovero que no pudo hacer nada para evitar el 1 a 0.

Se esperaba una levantada del conjunto de Núñez, pero más allá de algunos intentos, Huracán estuvo muy firme y despejó todo lo que se le cruzó, anulando a Rodrigo Mora y Fernando Cavenaghi, quienes no pudieron tener una opción clara frente a Marcos Díaz. Además, Gonzalo Martínez insinuó en el comienzo y no mucho más, porque se fue diluyendo en un equipo que tuvo los avances de Carlos Sánchez y Ariel Rojas de manera escasa. Más allá de eso, lo negativo fue los constantes problemas en el fondo, sobre todo por el sector del "Melli" Funes Mori y el "Piri" Vangioni, que es por donde su rival sacó provecho.

Y en el complemento, River cambió la actitud e inclinó la cancha frente a un Huracán que pasó a defender la ventaja, dando muestra de que su rival tenía mayor jerarquía y que, además, comenzó a sentir el cansancio del viaje largo desde Venezuela en la semana, tras la eliminación en la Copa Libertadores. Por este motivo, el "Globo" pasó a sufrir bastante, porque encima Sebastián Driussi y Leonardo Pisculichi entraron en buen nivel en lugar de Ariel Rojas y Carlos Sánchez.

Mora tuvo el empate, pero su cabezazo se fue apenas desviado y después la defensa de Huracán debió trabajar bastante para evitar que cada avance de River sea la igualdad. Sin embargo, bien vale decir que tuvo para cerrarlo de contraataque, cuando Agustín Torassa habilitó a 'Wanchope' Ábila, quien en vez de patear al arco buscó gambetear y perdió el balón con su marcador, con el agregado de que tenía solo por el otro palo a Espinoza.

Y tras errar esa chance, el sufrimiento pasó a ser mayor, porque Marcos Díaz a cuatro minutos del final evitó el empate con una doble atajada sensacional frente a Mora primero, quien no pudo en un cabezazo en el área chica, y luego con un manotazo desde el piso cuando la pelota de Cavenaghi se le metía. Sin dudas, una acción sensacional del guardameta que apareció para ser la figura de esta consagración en San Juan del conjunto de Parque Patricios.

River: Marcelo Barovero; Camilo Mayada, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Ariel Rojas; Gonzalo Martínez; Rodrigo Mora y Fernando Cavenaghi. DT: Marcelo Gallardo.

Huracán: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Hugo Nervo, Eduardo Domínguez, Luciano Balbi; Lucas Villarruel, Federico Vismara; Cristian Espinoza, Patricio Toranzo, Edson Puch; y Ramón Ábila. DT: Néstor Apuzzo.

Estadio: Bicentenario de San Juan

Árbitro: Néstor Pitana