La Justicia venezolana imputó a la opositora María Corina Machado por conspiración

La Fiscalía acusa a la ex diputada de "tener vinculación con el plan magnicida contra el presidente Nicolás Maduro". El Código Penal prevé una pena de hasta 16 años de prisión por ese delito

 EFE 163
EFE 163

La dirigente opositora María Corina Machado fue imputada hoy por el Ministerio Público venezolano por su vinculación con un presunto plan magnicida denunciado por el gobierno de Nicolás Maduro. La ex diputada antichavista se presentó ante la Fiscalía esta mañana para comparecer frente a las autoridades, que finalmente decidieron abrir una causa en su contra.

Al retirarse del lugar, Machado sostuvo que "el Ministerio Público se ha convertido en el verdugo de los ciudadanos que luchan por la verdad y por la justicia". "Se equivocan si creen que con esta brutal represión pueden retrasar la transición a la democracia en paz; al contrario, la persecución desatada contra todos, la acelera", aseguró.

Durante su presentación, la fiscal Katherine Harington le imputó el delito de conspiración, establecido y sancionado en el artículo 132 del Código Penal, que podría llevar a Machado a una pena de hasta 16 años de prisión. "Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años", dice el mencionado artículo.

"En la misma pena incurrirá el venezolano que solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho", prosigue la legislación.

 twitter 163
twitter 163

LEA MÁS: Transparencia Internacional: Venezuela es el país más corrupto de América Latina

LEA MÁS: Argentina y Brasil, los países de América Latina en los que más gente reporta robos y asesinatos

Con la imputación, Machado adquiere los derechos contemplados en los artículos 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 125 del Código Orgánico Procesal Penal, sobre el debido proceso y los derechos del imputado, de acuerdo con un comunicado divulgado por el mismo Ministerio Público.

Por el supuesto plan magnicida, que el chavismo dijo haber desarmado este año durante las masivas marchas contra el Gobierno, tienen órdenes de aprehensión Henrique Salas Römer, Diego Arria Salicetti, Ricardo Emilio Koesling Nava, Gustavo Tarre Briceño, Pedro Mario Burelli Briceño y Robert Alonso Bustillo.

La ex diputada quedó en libertad pero aún se desconoce cuándo volverá a ser citada a indagatoria. La situación de Machado es distinta a la del líder de Voluntad Popular Leopoldo López, que imputado quedó preso en la cárcel de Ramo Verde desde febrero de este año, a pesar de que distintos organismos internacionales -como las Naciones Unidas- solicitaron su inmediata liberación.

"No voy a entregarme, sino a enfrentar la infamia", había dicho Machado antes de presentarse ante la Fiscalía. "La Justicia está de rodillas, atendiendo sentencias que vienen de Miraflores o que llegan de La Habana", había expresado en entrevista con Globovisión.

La embestida del chavismo contra Machado tuvo incluso repercusión en la Iglesia católica. "Yo estoy seguro que no está absolutamente implicada en ningún intento de magnicidio, de manera que lamento mucho eso y espero que ese juicio nunca se lleve a cabo porque me parece que es tomar muy a la ligera la importancia que tiene el Poder Judicial en nuestra Nación", había señalado el arzobispo de Caracas, Jorge Urosa.