NA 162
NA 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

La jefa de Estado Cristina Kirchner fue ingresada en la tarde de ayer en el sanatorio Otamendi por lo que en un primer momento fue descripto como un "cuadro febril infeccioso", de acuerdo con el parte médico oficial.

En las primeras horas de hoy, se conoció que la mandataria sufre de una bacteremia, término con que se refiere a la presencia de bacterias en la sangre, que tendría un "probable foco intestinal". La Presidente estaría internada por 24 horas, a la vez que será sometida a un tratamiento endovenoso en la Quinta de Olivos.

El doctor Ernesto López Rosetti se refirió en diálogo con radio Rock & Pop al cuadro febril infeccioso de la mandataria y señaló que la "fiebre es uno de los síntomas más frecuentes frente a infecciones", al tiempo que destacó que aparece "si hay buena respuesta inmunológica" del cuerpo.

Añadió además que el objetivo fundamental de los médicos ante estos casos es encontrar el foco de la fiebre, es decir, a partir de qué se genera: "La pregunta es cuál es la infección que le da origen", señaló y dijo que se puede tratar de un amplio rango de condiciones que traigan aparejadas cuadros febriles, desde infecciones gripales y resfriados, hasta infecciones urinarias, gastroenteritis o tóxico-alimentarias, entre muchas otras. "Lo que busca el médico es siempre el foco", remarcó.

Sobre la internación de la Presidente en el sanatorio Otamendi, el médico señaló que lo mejor es despejar todas las dudas respecto del cuadro, haciendo todos los estudios y tratamientos necesarios. "Como es un presidente, hay un celo más riguroso", opinó.

El especialista detalló que la bacteremia, el cuadro que presenta Cristina Kirchner, sucede "cuando a través de un foco determinado, por ejemplo, intestinal, las bacterias ingresan en la sangre".

El doctor López Rosetti explicó que la condición se da cuando "hay bacterias en sangre" –algo que no debería suceder–. "Si hay una bacteremia es porque consideran que hay un foco: ese foco es el que le da origen a las bacterias, que por algún lado pasan a la sangre".

"Lo que se hace justamente es internar al paciente muchas veces para sacar sangre en forma seriada –sacar un poquito de sangre a cada rato– y ponerla a cultivar en unos platitos llamados placas o cápsulas de Petri, donde las bacterias en pocas horas se reproducen y el bacteriólogo o bioquímico puede determinar qué bacteria es. Cuándo sabe qué bacteria es, el antibiótico que le van a dar es específico para tratar y matar esa bacteria", ahondó.

En tanto, el infectólogo Marcelo Blumenfeld explicó a radio La Red que la bacteremia ocurre cuando "hay bacterias circulando en la sangre. La causa en general es una infección en algún lugar del cuerpo y las bacterias por algún motivo pasan a la sangre y se detectan cuando uno hace un cultivo".

Con ese cuadro, "lo habitual es fiebre, pero suele haber compromiso del estado general", detalló y resaltó: "No es un cuadro banal, es un cuadro importante tener bacterias en sangre".

Consultado acerca de cómo se resuelve la afección, sostuvo: "Depende de la causa: lo que hay que resolver es el problema que dio origen a eso, es decir, el foco", que en el caso de la presidente sería intestinal. La bacteremia, agregó, se trata con el antibiótico específico para la bacteria que causa el cuadro "en dosis altas" y también reposo.