En cada club al que desembarcó Marcelo Bielsa, logró revolucionar todo por completo y meterse de lleno en el corazón de los hinchas. Y, un claro ejemplo, es lo que está sucediendo ahora en el Olympique de Marsella.

Tras un irregular comienzo, los del "Loco" encadenaron una gran cantidad de victorias en fila (siete) y mira a todos en soledad en la tabla de posiciones de la Ligue 1. Igualmente, hay algo que llamó poderosamente la atención de los hinchas del equipo: la forma de ver los juegos del rosarino.

El director técnico suele sentarse arriba de una heladerita y dar indicaciones a sus dirigidos. Y los simpatizantes, para emularlo, salieron como locos a comprarse este producto, para usarlos como asientos en sus casas.