163
163

"Lamentablemente, el pueblo judío que fue masacrado durante la Segunda Guerra Mundial no aprendió la lección y ahora se une con el imperialismo americano", asegura tajante Marcelo Elio Chávez durante la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados del 12 de agosto pasado, a la que tuvo acceso Infobae América.

Instantes antes recibía a Ayman Altaramsi, el representante de la comunidad palestina en Bolivia, que llegaba con una bandera de regalo y dos pañuelos palestinos típicos como agradecimiento por tamaña atención.

Chávez –que es el presidente de la Cámara de Diputados, pertenece al partido Movimiento Al Socialismo y es el cuarto en la sucesión presidencial– no dudó un segundo, tomó el pañuelo, se enfundó con él y miró a sus compañeros de bloque para jactarse de su declaración.

El representante palestino no pronunció una sola palabra, pero se fue con una promesa del diputado de Evo Morales: "Aprobaremos una declaración a favor de Palestina... ¡por mayoría!".

Lo de "por mayoría" debió decirlo fuerte y claro, los murmullos de los parlamentarios opositores se hacían oír de fondo.

La declaración antisemita se produjo durante los enfrentamientos de Israel con el grupo terrorista Hamas en la Franja de Gaza. De hecho, durante ese período, se produjeron marchas en contra del gobierno de Benjamín Netanyahu alentadas desde el oficialismo.

El sábado 30 de agosto, entró en vigor la exigencia de visados a los ciudadanos israelíes que quieran ingresar a Bolivia

En 2009, el gobierno de Morales rompió relaciones diplomáticas con Israel en solidaridad con Palestina, al argumentar que se cometieron "crímenes de lesa humanidad" en Gaza en ese período. Y desde este último sábado 30 de agosto, entró en vigor la exigencia de visados a los ciudadanos israelíes que quieran ingresar a Bolivia.

"Pasó al grupo de países 3, estando obligado a cumplir los trámites de visa para ingresar a Bolivia, con consulta previa a la Dirección Nacional de Migración, que evaluará la pertinencia de su ingreso", explicó Cosset Estenssoro, directora de la oficina de migración de Bolivia.

Por si la intención no era clara, Morales puso la maniobra en blanco sobre negro: "Pasar a la lista 3 significa, en otras palabras, que estamos declarando a Israel un Estado terrorista"