EFE 163
EFE 163

Con la cantidad de ministerios que existen en Venezuela, también se multiplica el número de empleados públicos y, en consecuencia, los gastos del Estado. En total, el gobierno de Nicolás Maduro cuenta con un gabinete formado por 32 ministros, a los que se suman los 107 viceministerios.

Al asumir en 1999, Hugo Chávez había firmado una Ley Orgánica Administrativa Central que establecía 14 ministerios en total, e incluso el fallecido mandatario quería reducir el número. Su sucesor en el cargo no hizo lo mismo y, en un año de mandato, ya había creado carteras insólitas, como el Poder Popular para la Suprema Felicidad.

Sin embargo, el crecimiento de la cantidad de trabajadores públicos es un denominador común en ambas gestiones chavistas. Entre 2002 y 2012, los empleados estatales pasaron de 1,3 a 2,4 millones. Se trata así de un crecimiento del 83% en diez años, lo que da un promedio de 319 nuevos empleados cada día.

No hay cifras para el gobierno de Maduro, pero un reporte de la cadena NTN24 sugiere que se habrían incrementado. Con el aumento de la nómina, además, hay una mayor presión en las cuentas públicas, dado que el sector estatal no general valor agregado, es decir, no produce bienes y servicios.

La burocracia venezolana se completa con viceministerios que, en muchos casos, ni los ciudadanos los conocen. Por ejemplo, están los viceministerios para las Redes Sociales y para el Sistema Socialista de Alimentación.