Reuters 162
Reuters 162

La presencia de Cristiano Ronaldo nunca pasa inadvertida y mucho menos el pasado domingo luego de que el luso saltara al campo de juego del Arena Manaos para el partido que Portugal jugó con los Estados Unidos con un particular corte de pelo que, como luego se indicó, el delantero se había hecho en honor a Erik Ortíz Cruz, un niño de nueves meses que sufre de displasia cortical, un trastorno que afecta el desarrollo de las neuronas de la corteza cerebral.


La relación se estableció a partir de que el luso anunciara tiempo atrás que se haría cargo de la operación de Erik luego de que a principios de año y en un desesperado pedido de ayuda, la familia diera a conocer el caso del pequeño nacido en la ciudad española de Toledo, para poder recaudar los €47 mil del costo de la intervención, cuando llegase el momento.


Cuando el luso se puso en contacto con la familia de Erik mediante una persona de su entorno, se llevaban recaudados €12 mil y éste se comprometió a aportar el dinero que faltaba para hacer frente a la operación.


Los médicos del pequeño aún no han dado la orden de efectuar la cirugía pero fue tal el impacto de la noticia que la madre de Erik decidió explicar la situación para evitar malos entendidos.