Anamá Ferreira fue al programa Desayuno Americano a contar lo mal que lo está pasando por la falta de oportunidades: "No me dan trabajo en televisión porque dicen que yo no hablo español. Yo soy extranjera, tengo una tonada, pero eso no quiere decir que yo hablo mal el español".

La ex modelo aseguró que todo comenzó a raíz de una broma que le hicieron en un programa de televisión: "Es algo que empezaron en CQC. Cuando empezó el chiste, ahí me dejaron de llamar".

"Por mi tonada me cerraron todas las puertas. Es un tema serio, no me divierte más. Me cerraron las puertas, me lo dijeron. Hice comedia, hice teatro, con mi tonada. Veo gente en televisión que se come las eses. ¿Viste a alguien criticar al Papa por hablar con tonada en italiano?", cuestionó.

La actriz recordó que llegó a la Argentina en el año '76 y, desde ese entonces, el público la quiso así: "Yo tengo una tonada, yo soy brasilera y me aceptaron así. Yo cuando hablo tengo seguridad. A mí me gustaría hacer algo, aunque yo sigo trabajando muchísimo, tengo mi agencia de modelos y las escuelas".