Pablo Alborán, el artista más vendedor en España, llega a la Argentina para presentarse en el Teatro Ópera de Buenos Aires los días 21 y 22 de marzo, con la expectativa de seducir al público con el carisma, frescura y cercanía que lo caracterizan.

¿Qué vas a presentar en tus shows en Buenos Aires?

Va a ser un recorrido sobre los tres discos. Voy con mi banda entera y va a ser un show donde va a haber mucho ritmo, va a ser muy dinámico porque habrá una parte acústica, una parte eléctrica, una parte más intimista, más romántica, pero sobre todo, es una fiesta. Todos mis conciertos son una fiesta, la gente acaba de pie, bailamos, lloramos, nos reímos. Sobre todo ahora en el Ópera, que es un recinto muy particular y emblemático, yo creo que lo que busco es una conexión más directa con el público. Hace mucho tiempo que no voy a Buenos Aires y ya era hora de volver a encontrarme con el público. Es como un punto y aparte porque justo después me voy a grabar mi próximo disco y ahí desaparezco muchos meses, hasta septiembre, que se estrena el primer single. Es como 'aquí estoy, por favor espérenme unos cuantos meses'.


¿Cuáles son tus expectativas en cuanto al recibimiento del público?

Mis expectativas son que la gente disfrute. Siempre me han hecho sentir como en casa. En Argentina tengo una gran conexión con el público, además tengo familia argentina que siempre se mueve para verme. Hay muchas conexiones y me siento muy cómodo, es un país maravilloso, con tanta educación, reciben con mucho cariño lo que viene de afuera, hay libertad para todo y para escuchar todo tipo de música. Cada vez que voy a la Argentina compongo, es inspiradora. Siempre me pasa.


¿En qué te inspirás para escribir tus canciones?

Me inspira todo. Soy un loco. El próximo disco tiene canciones que cuentan historias, adopto el papel de cronista, relatando vivencias, son como relatos. Son historias que todo el mundo ha vivido o que a todo el mundo le recuerda a algo. El día a día es lo que me inspira.


Cuando estuve en Argentina escuchaba mucho a Andrés Calamaro. Mi chofer siempre me ponía a Calamaro en el coche. De pronto agarré la guitarra y surgió un tema muy de cantautor, muy de relato. En cada país al que voy soy una esponja, todo me inspira, hasta la música instrumental. Soy fan de muy pequeño de Calamaro, Tan Biónica es divertido y sus videos son espectaculares. Se aprende mucho de las raíces para saber hacia dónde vas.


Fue tanta la demanda del público que tuvieron que agregar una segunda función, ¿te esperabas esta repercusión en la Argentina?

No la esperaba porque hace casi dos años que no volvemos, cuando hicimos el Gran Rex. La sorpresa es que se abrieron dos fechas, así que muy feliz, muy contento y con muchas ganas.


¿Cuál es el tema que más te piden en los shows?

Me piden "Toda la noche", "Desencuentro", "Solamente tú". En Argentina me piden "Caramelo", "Deshidratándome". En las redes sociales me hacen muchos pedidos. En Argentina siempre hago, con mucho respeto, alguna versión que no sea mía. La última vez hice "Volver", el Tango, pero de una manera muy Pop. Yo tuve mucho miedo porque le tengo mucho respeto a las versiones, pero la gente se puso de pie, a la gente le encantó.


     

¿Vas a preparar algún tema en especial para los shows del 21 y 22 de marzo en Buenos Aires?

Estamos viendo, no tenemos mucho tiempo, pero me encantaría. Siempre es interesante hacer algo, jugar.


¿Cómo será tu nuevo disco que saldrá a la venta en noviembre?

Es un disco para el cual trabajé con gente diferente. Es un nuevo ciclo. Creo que hay que buscar nuevos sonidos, nuevas maneras de transmitir lo que soy pero con instrumentos distintos. Menos es más, creo que hay que buscar la sencillez más que nunca y trabajar con vientos, que nunca lo he hecho. Me gustaría trabajar con trompetas y trombones, que sea festivo. Las canciones rápidas son muy positivas, hablan de pensar en presente y futuro, olvidándonos del pasado y de los problemas. Hablan del sentido de lo que estamos viviendo en el día de hoy. Luego hay temas que hablan de amor, pero desde un punto de vista como observador. Hay influencia de Argentina, de Latinoamérica, hay una parte muy acústica y hay una canción que sólo puede ir a piano y voz y quiero que sea así, es un disco muy honesto.


¿Estás grabando un tema junto a Ricky Martin?

Sí, hicimos una colaboración y es espectacular, les va a encantar. Yo tengo mucha ilusión porque hace mucho tiempo me propusieron componer para él y la verdad que no pude. Estuve trabajando mucho y nunca surgió ningún tema. De pronto salió un tema, él lo escuchó y dijo 'listo, tienes que cantarlo conmigo' (por esto los vincularon sentimentalmente, pero Alborán lo desmintió). El tema lo voy a tener en mi disco. Estamos buscando más colaboraciones, me gustaría trabajar con Francia porque mi madre es francesa. Sería fantástico darle ese regalo a mi familia. Fue mi primer idioma, hablé francés antes que español y para mí sería un reto, sería maravilloso.


¿A qué cantantes escuchás?

Escucho de todo: Flamenco, clásicos de la Ópera, del Tango. En mi Ipod tengo música electrónica, escucho Coldplay, U2, muchos ritmos étnicos, Rock. Todo me inspira.


Algunos temas de Pablo Alborán: