Los avances de la ciencia médica son cada vez más asombrosos. En un futuro no muy lejano, ya no se necesitará un equipo de médicos que trabaje en conjunto en una intervención quirúrgica, si no que todo el trabajo lo hará una máquina, con la más absoluta precisión.

En una entrevista con Infobae, Carlos Lecour -presidente de DeLeC, empresa líder en innovación tecnológica en electromedicina- explicó que estos simuladores de cirugía son absolutamente realistas. "Con la misma filosofía que un simulador de vuelo se utiliza para entrenar a la tripulación aérea y homologar sus créditos, del mismo modo se utilizan estos simuladores médicos con los cirujanos", declaró.

     

Lecour destacó la sensación real que sienten quienes utilizan estos simuladores al momento de realizar una intervención. "Alguien que está practicando una cirugía laparoscópica empuña este instrumental y recibe hasta la resistencia del tejido al corte. O sea que a los pocos minutos de usar este simulador, el  cirujano está convencido de que está realizando una operación normal", sostuvo.

En diálogo con Infobae, Natalia Sandoval -ingeniera y jefa de División Sistemas Médicos de esa empresa- mostró detalladamente el funcionamiento de los distintos simuladores que existen según la especialidad médica de que se trate. "La idea es correr la curva de aprendizaje de los pacientes a los simuladores porque antes los residentes médicos practicaban con cerdos, cadáveres o con los mismos pacientes", afirmó. "Con un software, el usuario puede  sentir lo que es una cirugía y después pasar al paciente, ahora mucho más capacitado. Ellos empiezan con módulos muy fáciles hasta que se adaptan al simulador según la especialidad de que se trate".

Los simuladores quirúrgicos Simbionix -que ya se utilizan en muchos países de América Latina, como Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia- buscan contribuir con la capacitación de profesionales médicos y mejorar la atención de los pacientes. Permiten que los especialistas puedan practicar antes de realizar una intervención quirúrgica, creando un modelo virtual en 3D del cuerpo del paciente para simular, analizar y evaluar las opciones y riesgos de la cirugía. De esta manera, se perfeccionará la capacitación de profesionales médicos y del sector de la atención de la salud, impactando positivamente en el avance del rendimiento clínico y optimizando los resultados de los procedimientos.

"Nos enorgullece traer a la región los mejores simuladores de cirugía del mundo, los cuales, habiendo sido diseñados por médicos para médicos, se destacan por su versatilidad, variedad de aplicaciones y, especialmente, por la precisión con que se simulan los procesos", afirmó Lecour. "Para quien realiza un procedimiento simulado con los equipos Simbionix, la exigencia de pericia y concentración es equivalente a la de un proceso real.  Esto permite una mejora continua a través de la práctica, lo que redunda en beneficio de los futuros pacientes", finalizó.