AFP 162
AFP 162

El arquero del seleccionado argentino, Sergio Romero, debutó en el Mónaco y tuvo un rendimiento correcto, aunque su equipo perdió como visitante del Reims por 1 a 0 y quedó eliminado en los 16avos de final de la Copa de Francia.

El ex Racing jugó por primera vez luego de haber llegado hace casi tres meses al club del Principado y cuando su falta de continuidad comenzaba a preocupar al cuerpo técnico del combinado albiceleste, "Chiquito" volvió a tener actividad en un equipo internacional.

El mayor inconveniente es que el misionero tampoco venía siendo titular en la Sampdoria durante el último trimestre que estuvo en esa entidad italiana, por lo que sólo compitió cuidando los postes del seleccionado en compromisos correspondientes a las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Brasil 2014 o en amistosos.

Lo concreto es que Romero tuvo su primera oportunidad desde que su sumó al Mónaco y mostró un rendimiento sin errores, pero habrá que ver qué decide el entrenador, Claudio Ranieri, para los cotejos próximos.

Todo parece indicar que "Chiquito" tiene dos posibilidades: lograr la continuidad antes de fin de año o irse a otro lado los seis meses previos a la Copa del Mundo, dado que no quiere perder su condición su titularidad en el seleccionado de Alejandro Sabella.

Romero, quien nació hace 26 años en Bernardo de Irigoyen, se proyectó al fútbol europeo por su participación en el seleccionado argentino Sub 20 que en 2007 fue subcampeón en Paraguay.

Pero esa competición también fue clave para su integración a los distintos llamados de la AFA, ya que en 2007 fue campeón Mundial Sub 20 en Canadá y un año después se coronó en los Juegos Olímpicos de Beijing. Además, se consolidó como el guardavalla titular del plantel mayor desde la gestión de Diego Maradona, quien lo llevó a Sudáfrica 2010.