Télam 162
Télam 162

El templo de San Cayetano se construyó en el año 1900, pero no comenzó a ser parroquia sino hasta el 18 de enero de 1913. De allí que se festeje su centenario este viernes.

La ceremonia comenzará con una procesión prevista para las 17:45 en los alrededores del santuario ubicado en Cuzco 150, en el barrio porteño de Liniers, que cada año recibe a miles de fieles.

En esa ocasión, la imagen de San Cayetano saldrá a la vía pública por tercera vez en su historia.

A continuación, se realizará una misa, que estará encabezada por el Nuncio Apostólico Emil Paul Tscherrig. Según se informó en un comunicado, se rezará por los gremios y actividades que tienen su día en el mes de enero.

La conmemoración culminará con fuegos artificiales y un festival de música.

La historia de la imagen

La imagen de San Cayetano arribó a la zona de Liniers en 1875 gracias a la Sociedad Hijas del divino Salvador, que fundaron una capilla y un colegio dedicados al patrono de la Providencia.

La devoción por San Cayetano se hizo popular a partir de la crisis de la década de 1930, cuando ante la desesperación de los sectores obreros, el párroco Domingo Falgioni organizó una pastoral impulsando la veneración del santo, que comenzó a ser el del "pan y el trabajo".

Los favores que operaron a partir de la oración a Cayetano hicieron expandir rápidamente la confianza en su intercesión divina.

Fue el padre Falgioni, a la vez director espiritual de los Círculos de Obreros Católicos, quien imprimió una nueva estampa que incorporó la iconografía de San Cayetano con la espiga de trigo.

Desde entonces multitudes de todas las clases sociales del país y de naciones limítrofes acuden los días 7 de cada mes y especialmente el 7 de agosto, a pedir o agradecer por el trabajo y sus intenciones particulares.