Leve condena para el jefe narco de la villa del Bajo Flores

El peruano Marco Estrada, más conocido como "Marcos", está preso desde 2007, por una causa de drogas. Se sometió a la figura de "juicio penal abreviado" y fue condenado a sólo 6 años de prisión

  162
162

Esta semana, una de las principales causas que se le siguieron al ciudadano peruano Marco Antonio Estrada González llegó a su fin, luego de que el jefe narco acordara con el Tribunal Oral Federal N°3 y con la fiscal Stella Maris Scandura una pena de 6 años, al declararse culpable de todos los cargos que se le imputaron. 

De esta forma, se sometió a la figura de "juicio penal abreviado" y logró una condena leve. Su esposa Silvana Salazar (49), su suegra, Lily Lucila Enríquez Alarcón (60) y una docena de sus laderos se acogieron también al beneficio. Incluso, gran parte de esa condena ya fue cumplida por los acusados. 

Dicha figura legal contempla los seis años como máximo imponible en este tipo de acuerdos. Además, no hay debate oral ni se interroga a los testigos, e incluso puede pedir la excarcelación. Sin embargo, seguirá preso junto con su esposa porque tienen otro expediente en el mismo tribunal. La causa se inició en 2006 en el juzgado de Jorge Ballestero y terminó en el de Sergio Torres, que lo elevó a juicio. 

Hacia la mitad de la década pasada, "Marcos" se había convertido en el principal distribuidor de droga de la Ciudad. En el marco de esta causa  se ordenó su captura internacional, finalmente concretada en Paraguay el 5 de noviembre de 2007.

La segunda causa que se le sigue en el Tribunal, y por la que permanecerá preso, se originó en el año 2009, cuando seguía manejando su organización desde la cárcel y también se había volcado a vender paco.