La Milicia Bolivariana fue creada en 2005 por decreto presidencial y está conformada por la milicia territorial, definida como el "pueblo en armas", y los "cuerpos combatientes", integrados por miembros de instituciones públicas, universidades o empresas, como la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Analistas opositores la rechazan por considerar que su existencia no está prevista en la Constitución Bolivariana de 1999, y sólo obedece a la supuesta intención de Chávez de "militarizar" la sociedad.

Hugo Chávez reformó por cuarta vez en cinco años la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), con una enmienda para "lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo".

La ley orgánica busca "la refundación de la nación venezolana, basado en los principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas que persiguen el progreso de la patria y el colectivo", según señala la ley en su exposición de motivos, de acuerdo con la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

La presidente de la ONG Asociación Civil de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, advirtió en declaraciones a EFE que la reforma fortalece la figura de la Milicia creando una oficialidad y permitiendo su acceso a las armas de la Fuerza Armada más allá de actos y desfiles.

"Es la conformación de un órgano paralelo que no forma parte de la estructura de la Fuerza Armada y va a detentar las armas de la república", indicó San Miguel sobre la Milicia, que Chávez activó en 2005 por decreto y organizó en el seno de las Fuerzas Armadas en 2008 mediante otra reforma de la Ley Orgánica.

En la reforma se especifica que "quienes sin ejercer la profesión militar manifiesten voluntariamente" su deseo de ingresar en la Milicia, podrán desempeñar funciones militares hasta llegar, incluso, al rango de "Oficiales". En otro de los artículos, se estipula que cualquier militar, independientemente de su grado o antigüedad, estará subordinado a quien "ostente el mando", aunque sea un oficial de milicia.

Según la especialista, esta reforma supone "un aceleramiento y punto de no retorno en la consolidación del brazo armado de la revolución" constituido por "ciudadanos al margen de la Fuerzas Armadas detentando las armas de guerra de la república".

En octubre pasado, días después de su derrota electoral en las legislativas del 26 de septiembre pasado, Chávez adelantó sus planes en su tradicional Aló Presidente. "La Milicia es una unidad permanente sobre el territorio y debe estar armada, equipada y adiestrada. Tiene que tener armas, ¿quién ha visto una milicia sin armas? Hay que acelerar el tema de las milicias. Es el pueblo con las armas en la mano", arengó el mandatario al aire.

  

Las Milicias Bolivarianas son cuerpos civiles, formados por todo tipo de personas, desde amas de casa hasta ingenieros. La participación es voluntaria y reciben su entrenamiento militar durante los fines de semana.

Esta disposición las legaliza y las dota de rango militar (siempre que estén inscriptos en el Partido Socialista Unido de Venezuela). En cuanto al número, hay muchos más milicianos que integrantes del Ejército.