162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162

El hijo del coronel Argentino del Valle Larrabure denunció que los mismos terroristas que secuestraron, torturaron y asesinaron a su padre, son puestos hoy en un mural donde se les rinde homenaje a orillas del Río de la Plata.
 
"Creo que en nuestro país no existe justicia", dijo Arturo Larrabure a Infobae.com desde su casa de Tres Arroyos. Allí, desde bien temprano, el hijo del militar que estuvo 372 días en una "cárcel del pueblo" señaló que sólo hay "justicia con ideología" y remarca que hay una gran diferencia entre "la memoria y la historia". 
 
Larrabure manifestó que la distinción que hace es porque la "memoria es subjetiva y parcial" y que él "pretende verdad, justicia e historia". "La historia es parcial y se basa en datos de la realidad", argumenta. 
 
"El de mi padre es un caso emblemático. Fue secuestrado, torturado y asesinado. Estuvo 372 días metido en una cárcel del pueblo, pero hay miles de casos así", sostuvo. "De las víctimas del terrorismo nadie habla. Ni la Presidente. Sólo se habla de las víctimas del terrorismo de Estado", remarcó.

Además, Larrabure reprochó a la Justicia de la Argentina que sólo se juzgue con "leyes criollas" y recuerda que en 1975, año del asesinato de su padre, estaba vigente un gobierno democrático y constitucional. "El Poder Ejecutivo fue quien liberó a los terroristas que estaban en las cárceles y después secuestran a mi padre", recordó desde Tres Arroyos.

"Se rinde homenaje a Mario Eugenio Antonio Pettigiani, soldado entregador de la Fábrica Militar de Villa María, y a los carceleros (de Larrabure padre) Amorosa Brunet de González, Ruth y Estrella González y Héctor Antonio Vitantonio", afirmó el hijo del coronel asesinado.

Efectivamente, los nombres de las personas señalados por Arturo Larrabure hijo figuran en el monumento que inauguró en uno de sus primeros actos como Presidente de la Nación electa, Cristina Kirchner, junto a su esposo y mandatario en ejercicio, Néstor Kirchner, en noviembre de 2007.

Conmocionado, al enterarse que en el denominado Parque de la Memoria se rinde homenaje a quienes intervinieron en el secuestro de su padre, Larrabure hijo presentó un escrito "de pronto despacho para que el juez (que investiga el asesinato del militar) resuelva las incidencias que tienen paralizada la causa desde hace más de seis meses".

"Es hora -dice en el escrito- de poner fin al manto de impunidad que ampara a quienes alegremente exaltan el sangriento accionar de la guerrilla, impunidad que ha permitido recientemente gritar a Hebe de Bonafini : ¡AL ENEMIGO NI AGUA!, reflejando el sadismo y crueldad con que el terrorismo guerrillero trataba a los secuestrados".

En diálogo con el programa Cada Mañana, por Radio 10, Larrabure hijo señaló que en el monumento "hay ocho mil placas y no 30 mil, esa es otra falacia" y que "tantas veces se repite una mentira que queda como cierta".

Recordó además que en "la causa 13 en el Juicio a los Comandantes es muy clara, hay 1.501 muertes y más de 21 mil atentados, de los cuales pocos hoy se animan a hablar; la Presidente de la República no, ella nos ignora totalmente como si en la historia argentina no hubiéramos existido".
 
"Nosotros luchamos por verdad, por justicia, pero por historia, y no por memoria, porque la memoria es parcial, tiene mucho de ideología, yo no quiero memoria, yo quiero historia", agregó el hijo de la víctima.

En el escrito presentado por Javier Vigo Leguizamón, abogado de la familia Larrabure, el letrado asegura que su cliente "no defiende el proceso militar" pero si brega porque "se haga justicia por la muerte de su padre".