Perpetua para Musa Azar por el doble crimen de la Dársena

  162
162

El ex subsecretario de Informaciones santiagueño, Musa Azar, fue condenado hoy junto a tres ex policías a prisión perpetua por su participación en los crímenes de Leyla Bshier Nazar y Patricia Villalba, mientras el carnicero José Lludgar deberá cumplir 22 años de prisión.

Las condenas fueron dispuestas hoy por el tribunal de la cámara en lo criminal 2 de esta ciudad, tras ocho meses de debate en juicio oral para determinar la responsabalidad de las 16 personas procesadas, 11 de las cuales fueron absueltas, en su mayoría por el beneficio de la duda.

Olga Díaz, su esposo Juan Villalba, y Mirta Nazar, familiares de las víctimas, escucharon con lágrimas en los ojos el fallo y si bien dijeron estar de acuerdo con que los principales acusados sigan detenidos, admitieron que esperaban que más personas fueran condenadas.

A más de cinco años de los crímenes de las jóvenes santiagueñas, la justicia dispuso que Azar, el ex hombre fuerte de los gobiernos juaristas, cumpla prisión perpetua por su participación en la muerte de Bshier Nazar y por constituir una asociación ilícita para secuestrar, torturar y matar a Villalba.

En ese marco, el tribunal condenó a prisión perpetua a los ex policías Héctor Albarracín, José Pablo Gómez y Francisco Daniel Mattar, quienes actuaron bajo las órdenes de Azar para cometer el crimen de Villalba y abandonar los restos de Bshier Nazar en la zona de La Dársena, en febrero de 2003.

El carnicero José Patricio Lludgar, de 30 años, fue condenado a cumplir 22 años de prisión por su participación en el crimen de Villalba y por encubrir la muerte de Bshier Nazar.

De acuerdo con la instrucción del caso y la acusación de la fiscal Olga Gay de Castellanos, el joven entregó a Villalba, una joven verdulera que trabajaba en un local a pocos metros de su negocio, a los policías que montaban el plan para encubrir la muerte de Bshier Nazar.

Sin embargo, el tribunal dispuso absolver entre otras personas al hijo de Azar, Musa Antonio Azar Cejas, y a un peón de su finca en la localidad de Arraga, Damián "el Chaqueño" Silvero, de la acusación por encubrimiento del deceso de Bshier Nazar.

La justicia no pudo determinar cómo murió Bshier Nazar, dado que sus restos fueron hallados incompletos y no hubo testigos que pudieran revelar qué ocurrió con la joven tras su desaparición el 16 de enero de 2003.