La OMS recomienda una ingesta de proteínas del 10% al 15% del valor calórico total (Shutterstock)
La OMS recomienda una ingesta de proteínas del 10% al 15% del valor calórico total (Shutterstock)

Los lácteos se encuentran asociados directamente con el calcio. Sin embargo, sus beneficios y características van más allá que eso. Y es que además de poseer nutrientes clave como vitaminas, minerales y grasas, son una importante fuente de proteínas de alto valor biológico, que ayudan también a aumentar la masa muscular, brindan saciedad y mejoran el gasto calórico.

Por su parte, la  Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta de proteínas del 10% al 15% del valor calórico total. Es decir que si una persona necesita 2000 kc al día, debería consumir unos 50 gramos de proteínas.

"La leche genera saciedad por el alto aporte de proteínas y porque tarda más en digerirse. Lo mejor es combinar algún lácteo como leche con algún carbohidrato como avena o pan con una fruta. Otro punto que está bueno aclarar es el mito sobre la descalcificación de la leche. Lo que descalcifica es el exceso de proteína animal, si uno consume la cantidad de lácteos necesaria para que el hueso tenga buena calidad no pasará", explicó a Infobae la nutricionista Agustina Murcho.

Un simple vaso o pote de de yogur, que será una importante garantía de salud, siempre y cuando sea consumido en el marco de un estilo alimentario variado, completo y placentero
Un simple vaso o pote de de yogur, que será una importante garantía de salud, siempre y cuando sea consumido en el marco de un estilo alimentario variado, completo y placentero

Por ejemplo, las proteínas del yogur tienen un beneficio extra para el organismo, ya que se digieren muy fácilmente gracias al proceso natural de fermentación que transforma la leche en yogur, liberando luego fragmentos llamados péptidos, que tienen funciones muy importantes. El cuerpo luego las utiliza según sus necesidades: a veces será músculo, otras anticuerpos, neurotransmisores o enzimas.

En este contexto, la especialista enumeró 9 beneficios que se pueden encontrar en un simple vaso de leche o pote de de yogur, así como de la familia de los lácteos que será una importante garantía de salud, siempre y cuando sea consumido en el marco de un estilo alimentario variado, completo y placentero. Estos son:

-Disminuyen la presión arterial: es un beneficio muy importante para llevar una vida más sana.

-Mejoran el colesterol: en general favorecen a todos los lípidos sanguíneos.

-Favorecen a los huesos: aumentan la absorción del calcio y previenen la osteoporosis.

Los lácteos poseen proteínas muy importantes para llevar una vida más sana
Los lácteos poseen proteínas muy importantes para llevar una vida más sana

-Mejoran el sistema inmunológico: ya que poseen un efecto antibacteriano.

-Clave para los deportistas: aumentan la masa muscular (de hecho, el perfil de aminoácidos de la proteína de suero de leche es casi idéntico al del músculo. Por eso, colaboran con una rápida recuperación post ejercicio, protegen el músculo y reducen los efectos de fatiga).

-Ayudan a perder peso: debido a que aumentan la saciedad y el gasto de calorías.

-Posee alto contenido en triptófano: la leche tiene alto contenido en triptófano que es un aminoácido que ayuda a generar serotonina, es el neurotransmisor que regula las emociones, la ira, la motivación y el sueño. Es un alimento rico en ese aminoácido por lo tanto es bueno consumirlo.

La leche tiene alto contenido en triptófano que es un aminoácido que ayuda a generar serotonina
La leche tiene alto contenido en triptófano que es un aminoácido que ayuda a generar serotonina

-Genera saciedad: debido al alto aporte de proteínas.

-Contiene Vitamina D: posee una vitamina que es vital para que el organismo absorba los nutrientes de manera adecuada, como el calcio.

"Es fundamental que una persona consuma leche, yogur y queso así como que lo tenga incorporada en su alimentación", concluyó Murcho.   

SEGUÍ LEYENDO