Luego de un excelente 2017 Griselda Siciliani decidió dejar la obra Sugar, en el teatro Lola Membrives, a fines de marzo de este año. Antes de despedirse, la actriz colaboró con Gustavo Yankelevich para elegir a su sucesora. ¿A qué colegas propuso y cómo fue que Laurita Fernández se quedó con el papel?

La ex de Adrián Suar dejó la obra para poder dedicarse a hacer otros trabajos pero antes ayudó al productor a pensar quién podría ocupar su lugar en la pieza que protagonizó con Nicolás Cabré y Federico D'Elía con dirección de Arturo Puig.

"Yo le propuse a Flor (Peña) y a Jimena (Barón). Las que cantan y bailan, las comediantes. También a algunas que ni cantan ni bailan", detalló Siciliani. Sin embargo, para ese entonces el productor ya tenía un nombre en mente: Laurita Fernández, participante del Bailando y conductora de Combate en ese entonces.

(Video: Intrusos, América)

"Me pareció bien", dijo, aunque también cree que la decisión de quien hasta ese entonces había sido su jefe tenía que agradarle a Cabré y a D'Elía y no a ella, que ya estaba con un pie afuera: "Yo le dije que lo ayudaba pero que no era de mi incumbencia".

La actriz además aseguró que se sorprendió cuando se enteró del romance entre Laurita y el protagonista de Mi hermano es un clon y negó que las bailarinas del elenco de Sugar no quisieran a la jurado del Bailando: "No es así, he visto que salían con ella, que la querían. Se dijeron muchas cosas".

SEGUÍ LEYENDO