A 48 horas de que Flor Vigna y Gonzalo Gerber se coronen como los bicampeones del Bailando, Lourdes Sánchez habló, entre otras cosas, de su paso por el certamen de baile.

"Lo que me pasó el lunes es que lo disfrute en cuanto al show. Se sacaron chispas las mujeres (Flor y Laurita), pero me emocionó. Quizás para esta instancia hubiese elegido que estén Consuelo, Jey Mammon o La Bomba Tucumana", disparó la mujer del "Chato" Prada en una entrevista en el programa Vino para vos por KZO. 

A su vez reconoció que su gran sueño es estar en el jurado del Bailando. "Me encantaría, es un lugar súper importante y me gusta la idea. Si llego a estar, tengo que aprovechar mis conocimientos, mis estudios. Yo apuntaría a lo técnico, que muchas veces no lo hacen. Sería muy estricta para poner un 10. Conozco las fortalezas y debilidades de cada coach. Podría armar un lindo personaje. Sería el último lugar que me falta en el programa", expresó.

Lourdes recordó con Tomás Dente, conductor del ciclo, cómo fue su niñez. Habló de su querido Corrientes donde pasó "una infancia maravillosa" y aseguró: "No tengo un recuerdo feo. Mis papás hicieron todo para que seamos 5 hermanos felices y que no nos falte nada. Yo soy la única de mi familia que se inclinó por el lado artístico, desde chiquita me bancaron".

En un momento, Sánchez contó un episodio de salud que le tocó transitar desde pequeña. Ocurrió a los 7 años cuando la mitad de su cuerpo quedó paralizado. "Fue muy difícil para todos. Cada tres meses veníamos al Garrahan para hacerme estudios. Fueron tres años que yo no sabia lo que me estaba pasando, mis padres estaban mal", dijo.

La familia de Lourdes está compuesta por sus padres Roberto y Alicia, y ella nació después de sus tres hermanos: Diego, Leonardo, Julian. Luego llegó Manuela, a la que definió como su hermana "confidente". "Fue la primera que se enteró de la llegada de Valentín, mi primer hijo", reveló.

La bailarina tuvo innumerables elogios a la hora de hablar de su papá: "es un ser de luz, es el hombre mas mágico y maravilloso que conocí. Es bueno, noble, es puro amor, nunca me retó. No podemos hablar por teléfono porque me dice 'hola' y ya se pone a llorar, es una persona muy sensible".

Pero reconoció que su mamá "es la que tiene los pantalones en la casa". "Ella lleva la batuta, es brava y por sus hijos te sale a correr por todo el barrio", confesó. "Todas las tardes íbamos a tomar el té las dos solas. A ella le cuento todo, antes hablábamos todos los días, hoy nos mensajeamos más por WhatsAPP", se sinceró y muy emocionada sostuvo que "la llegada de Valentín fue una bomba de amor, para mis papás, mis hermanos, fue muy deseado por todos". 

"Mi mea culpa es estar lejos y perderme momentos que me gustaría estar. Mi mamá padece una diabetes muy avanzada. Cada vez puede caminar menos, los veo mas viejitos. Atiendo el teléfono asustada", se sinceró al hablar de su familia. Y  siguió: "Es como un precio muy alto el que elegí para estar acá pero no me arrepiento".

Con respecto a sus estados de animo, Sánchez dijo que lo que más la enoja son las injusticias. "Soy una persona muy justiciera, si tenés razón voy a saltar por más que no te conozca".

En cuanto a su incursión como animadora infantil, Lourdes manifestó que "hay cero rivalidad con sus colegas" porque "la mayoría me dio su consejo". "Vamos todos para el mismo lado que es hacer reír a los chicos", destacó.

Sobre su marido, Pablo "El Chato"Prada dijo que "es un ser maravilloso y un gran padre", aunque reconoció que al principio la relación fue tensa por la cantidad de horas que le dedicaba a su trabajo. "Bajó dos cambios y hoy disfruta mucho de su hijo", comentó la bailarina.

LEA MÁS