"Tanto nos costó arribar a este último programa. No saben…". Con un brazo cruzado y el otro sosteniendo el micrófono casi como su única compañía, Marcelo Tinelli habló unos siete minutos antes de presentar a los ganadores del Bailando 2017. Fue casi un descargo. Era necesario. "Quiero agradecerles la compañía en este año tan difícil para nosotros por todo este nivel de complicaciones que ha tenido la productora", explicó el conductor a propósito de los numerosos conflictos con el Grupo Indalo, dueño de Ideas del Sur.

"Y a su vez -continuó Tinelli- ha sido uno de los mejores años en el cariño, el apoyo, en el rating". Destacó entonces a su equipo de trabajo, al que calificó de "maravilloso". "Todos aquí le hemos puesto el corazón a este programa que tanto amamos. Jamás los he visto bajar los brazos, nos podemos mirar muy tranquilos sabiendo que transformamos cada no, y tuvimos muchos no, en un sí. Este afecto incondicional que sentimos por este trabajo pudo más que cada mala noticia que muchas veces tuvimos".

Transformamos cada no, y tuvimos muchos no, en un sí

"No necesitamos un nombre para existir. No nos condiciona un título -remarcó, casi a modo de advertencia-. Somos mucho más que eso. Somos energía pura. Somos un grupo de personas que sueñan, generosas, en esa búsqueda: la  idea de ser felices haciendo lo que hacemos. Somos felices haciendo televisión".

"Podemos sentir que nos dejaron solos en algún momento, pero nosotros, que sabemos que somos una compañía para ustedes, no los íbamos a dejar solo", dijo, y explicó que la crisis los obligó a improvisar varios cambios en el Bailando. "Nos hubiera gustado darles más: suspendimos algunos ritmos que nos parecían hermosos, como el aquadance. Fuimos adaptándonos al día a día. Sabíamos que podíamos seguir adelante, y salimos adelante".

No necesitamos un nombre para existir. No nos condiciona un título

"Me preguntan mucho si este es el momento más difícil, y yo siento que no me conocen. He vivido situaciones familiares complicadas, pérdidas de seres queridos -confesó-. Esos son momentos difíciles en la vida. De dónde venimos es difícil, por lo menos del lugar de donde yo vine".

Leyendo un texto cargado de ideas motivadoras, donde habló de "amor", "esperanza" y "ser positivo", Tinelli advirtió que "no te puede paralizar el enojo y la frustración porque cuando hay confianza en un mismo siempre hay esperanza". Porque "si uno siente que no puede, ya te derrotaron".

No soy ajeno a todo lo que pasó hoy realmente. Ha sido muy fuerte

Ya sobre el final de su discurso, minutos antes de anunciar a Flor Vigna como la nueva ganadora del certamen, reparó sobre lo ocurrido el lunes en las protestas frente al Congreso Nacional. "No soy ajeno a todo lo que pasó hoy realmente, pero no te voy a contar a vos lo que pasa. Mi mensaje es que nos mantengamos fuertes, que no bajemos los brazos, que el país que soñamos es posible, que unidos lo vamos a lograr. Lo de hoy ha sido muy fuerte. No perdamos nunca el derecho a reclamar por las vías pacíficas, pero todo dentro de un ámbito constitucional".

Acto seguido, dejó una crítica para los políticos: "Quienes nos representan tienen el deber de dar el ejemplo de unión". Y volvió a reparar en los incidentes de "un capítulo más de nuestra historia reciente", recordando que "eran argentinos, de un lado y del otro, enemigos de una misma tierra". Y concluyó enviando su "afecto infinito a los familiares" de los tripulantes del ARA San Juan,"verdaderos héroes de la Patria".

Y así se despidió, adelantando que en abril de 2018 ShowMatch volverá a estar al aire. Al fin, si pudo con este 2017…

LEA MÁS: