Federico y Santiago Bal, en la visita del actor al capocómico en el IMAC
Federico y Santiago Bal, en la visita del actor al capocómico en el IMAC

Federico fue el hijo de la adultez para Santiago Bal. Ya era padre de Mariano y de Julieta. Pero era su primer -y único- heredero junto a Carmen Barbieri, la mujer con la que estuvo casado 25 años, y que lo acompañó hasta el final.

Santiago tenía 53 años cuando nació Fede. Y seguramente en esa ocasión vivió uno de los momentos más angustiantes de su vida, ya que el pequeño fue sietemesino y estuvo en terapia intensiva un largo tiempo, incluso en grave estado junto a Carmen, quien hace poco tiempo aseguró que ella y su hijo “casi nos morimos”.

Pero la vida tenía otros planes para ellos. Con dos hermanos mayores de distintas madres, Fede fue -casi sin buscarlo- el nexo que generó la unión familiar. Muchas veces fue el responsable de acercar a Julieta con su padre. Y quien intervino entre Carmen y Santiago cuando la pareja se separó en medio de un escándalo, que duró varios años, luego de una supuesta infidelidad del director.

Con sus padres, Carmen Barbieri y Santiago Bal, cuando era
Con sus padres, Carmen Barbieri y Santiago Bal, cuando era "gordito" (foto: Sergio Lapietra)

Inquieto y muy curioso, Fede se crió entre bambalinas y estuvo siempre cerca de su papá, exitoso director, autor y comediante de teatro. “Desde que nací, me convertí en un niño popular mediático por mis viejos. Mi papá era el típico galancete de las novelas y mi mamá, la bomba sexual de las revistas. Me curtí en los teatros de revista”, señalaba el joven.

Santiago Bal tuvo muchas recaídas en su salud, y en varias oportunidades parecía el final. Como un ave fénix, resucitaba y le mostraba al mundo su resistencia. Pero su familia sabía que se estaba apagando. Y fue por ese motivo que Fede, su hijo menor, decidió rendirle varios tributos en vida.

En 2018 filmaron juntos la película Rumbo al mar, que cuenta la historia de Julio (Santiago), un hombre que es diagnosticado con una enfermedad terminal, y pide como última voluntad realizar un viaje en moto junto a Marcos (Federico), su hijo, para conocer el mar.

Santiago y Fede Bal (Prensa)
Santiago y Fede Bal (Prensa)

Casi como un calco de la realidad que ambos vivían, los personajes que interpretaron se cuestionaban los mismos paradigmas que los actores en la realidad: “¿Qué harías si te quedara sólo un mes de vida?”, se preguntaba el personaje de Santiago en la película. Mientras que el de Federico aseguraba: “Uno disfruta de las cosas cuando no las tiene”.

El tráiler lo presentaron en el programa de Mirtha Legrand, cuando fueron los tres -junto a Carmen Barbieri- a la mesa de la diva. El director no logró contener la emoción de verse actuar junto a su hijo y se quebró en vivo. “Me mata ver a mi papá así”, comentó, sensibilizado en ese momento Federico.

La emoción de Santiago Bal en la presentación del trailer de su película junto a Federico


El filme era una deuda pendiente entre ellos. Y Fede quería quedarse con ese recuerdo para siempre: “Actuar con él fue tremendo, era una clase de teatro todo el tiempo. Es un tipo que la tiene clarísima. Lo llevaban al set como si fuese un abuelito, todo tapado. Cuando le sacaban la manta y decían ‘acción’, él despertaba de la nada. Era como jugar con Messi, te inventaba, te improvisaba todo. Era imposible seguirlo. Por suerte, me pude poner al lado, de igual a igual, y hasta competirle un poco en ese dúo. Se lograron buenísimas escenas que siempre voy a recordar”.

Santiago había intentado seguir la carrera de Fede desde el principio, pero su salud no siempre se lo permitía. En el año 2015, luego de un duro proceso, el director estuvo en el piso de ShowMatch acompañando a su hijo. Pero la emoción les jugó una mala pasada a ambos, y se quebraron en vivo. “Qué bien anda el pibe. Es muy sincero, siempre dice la verdad”, aseguró Santiago de su hijo. “Las pasó muy mal, es una cantidad de emociones fuertes, es muy lindo tenerlo acá”, señaló Fede muy conmovido, bajo la atenta mirada de Carmen, siempre presente.

Santiago Bal emocionado con Federico en el piso de "ShowMatch"


En febrero de este año concretaron un sueño familiar: trabajar los tres juntos en teatro. Carmen, Santiago y Federico se subieron juntos a las tablas y realizaron Nuevamente juntos en Mar del Plata. La obra fue un éxito y decidieron traerela a Buenos Aires, pero Santiago no aguantó la presión laboral y se bajó. “Me despido con el espectáculo que siempre soñé, con este género que tantas satisfacciones supo darme a lo largo de mi vida, y luego de haber tenido el enorme placer y honor de ser dirigido por mi hijo”, señaló en su retiro. Al tiempo, decidieron dar la obra por concluida, aunque quedó el sabor de la labor cumplida.

Santiago Bal con Fede y Carmen en
Santiago Bal con Fede y Carmen en "Nuevamente juntos"

Siento un orgullo muy grande porque esto es casi una obra total de Fede. Yo colaboré con él en los diálogos porque tengo cierto oficio, pero la idea general es de él. Me parece estupenda, pocas veces se ha visto una revista con esta fuerza. Yo me siento como en casa con él”, había dicho Santiago poco antes de comenzar las funciones. "La parte que más disfruto es el diálogo que tenemos en el comienzo con Federico, porque era un sueño que tenía desde hace mucho tiempo. Yo no quería partir antes de pisar un escenario con mi hijo; y ahora que se me da el gusto, me siento realizado”, agregó emocionado.

Santiago estaba internado en el Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC). Su cuadro se había agravado y en los últimos días empeoró su situación hasta quedar en coma farmacológico desde el lunes 2 de diciembre a la madrugada. El parte anunciaba que tenía “trombosis en ambos pulmones e infecciones respiratorias y urinarias”. “Son momentos muy difíciles para toda la familia”, había señalado Federico.

“Si tenés del otro lado algún familiar que está grande, estaría bueno que te tomes un momento para ir, para decirle lo mucho que lo amás, para tocarle las manos, la cara, para sentirle el olor, escucharle la voz. Porque después son cosas que uno extraña mucho”, posteó Fede desde sus redes sociales.

El final estaba cerca. Lo sabían. Santiago le había pedido a Fede uno de sus últimos deseos: tomar Fanta. Como en tantas otras ocasiones, Fede se lo cumplió. Y aunque se sintió contento por un pequeño logro de su padre, fue criticado en las redes por mostrarlo en un video donde se lo veía a Santiago muy deteriorado.

Santiago Bal pidió tomar Fanta y Fede lo mostró en las redes


Dicen que cuando estás por morirte se te pasan todas la cosas como una película, quisiera que no me pase rapidito para poder saborear algunos momentos hermosos que me tocó vivir”, dice el personaje de Santiago Bal en el tráiler de Rumbo al Mar. Una película que el artista pudo disfrutar y “saborear” hasta el final junto a su hijo.

El tráiler de la película "Rumbo al mar", la última película de Santiago Bal


SEGUÍ LEYENDO