Mick Jagger sonríe mientras juega a hacer air guitar con Eric Clapton al lado. Charlie Watts se pasea con su esposa. Ron Wood no hace mucho más que desearle suerte a la feliz pareja. Cuando el 2 de junio de 1989, Bill Wyman y Mandy Smith se casaron, los Rolling Stones estuvieron ahí para darle su apoyo al flamante matrimonio, pero cuando el bajista decidió abandonar la banda unos años más tarde, nadie lo retuvo. Y tampoco le insistieron mucho para que vuelva a formar parte del elenco estable por los festejos de los 50 años del grupo de rock más grande del mundo. Wyman había cometido un delito y, aunque los Stones no fueran ningunos santos, lo de Bill se fue viendo cada vez más asqueroso con el correr de los años.

(Video: imágenes de la boda de Mandy Smith y Bill Wyman / Youtube)

Hasta hace algunos años, muchos se permitían hacer la vista gorda ante una atrocidad como que un hombre de 47 años se meta con una niña de 13. Así sucedió con la relación entre el entonces bajista de los Stones y Mandy Smith, una nena de 13 años que falsificando su edad se metía en bares para mayores junto a su hermana. Así fue que conoció a Wyman, con quien comenzó una relación que siguió en el altar y terminó en divorcio poco después.

"Fui realmente estúpido al pensar que podría funcionar. Ella era demasiado joven. Sentía tan solo que tenía que salir y ver la vida por un rato", dice Bill en The Quiet One, el documental que recoge la historia de su vida. Pero cuando el festival Sheffield Doc/Fest anunció la proyección de este material, la página de Facebook del evento comenzó a recibir millones de críticas. La película en cuestión tiene como protagonista a Bill Wyman en la etapa en que fue bajista de los Rolling Stones. El evento programado para junio, en Inglaterra, iba a contar con una sesión de preguntas y respuestas con el músico, pero el repudio público por su relación con Mandy hizo que lo dieran de baja. Los tiempos cambiaron.

En su momento, Wyman no fue preso ni acusado de ningún delito, incluso contó que se presentó voluntariamente frente a las autoridades: "Fui a la policía, fui al fiscal y le dije: '¿Quieren hablar conmigo? ¿Quieren reunirse conmigo o algo así?' y recibí un mensaje de vuelta, 'No'. Estaba totalmente abierto al respecto". "Apreciamos sinceramente que nos hayan alertado sobre el problema. Se ha transmitido a nuestra gerencia, que se lo está tomando muy en serio", dijeron desde el festival y luego devolvieron el valor de las entradas a quienes las habían adquirido.

Bill Wyman (Grosby Group)
Bill Wyman (Grosby Group)

Bill Wyman tocó el bajo en los Rolling Stones entre 1962 y 1992, y estaba en la cima cuando conoció a la pequeña Mandy, a comienzos de los 80. Ella tenía 13 años, él 47 y comenzaron un "noviazgo" que duraría años. Smith y Wyman mantuvieron una relación romántica por unos meses y cuando ella cumplió 14 años concretaron sus relaciones sexuales. Él ya había cumplido los 48.

Mandy conoció a Wyman en un bar de Londres y el bajista le prometió que la ayudaría en su carrera. Así comenzó a acercarse a ella. Incluso la ayudó a grabar un disco en 1988, que pasó sin pena ni gloria. La familia de la chica estaba al tanto de la situación y apoyó desde el vamos este acercamiento que prometía un ticket dorado al jet set británico. Años más tarde, Smith explicó en el periódico británico Daily Mail que salieron por casi nueve meses y cuando finalmente se acostaron, no lo disfrutó: "Una persona de esa edad no está preparada ni física, ni psicológicamente. Si hubiera ocurrido hoy, él hubiera sido denigrado por la prensa, hubiera ido a la cárcel".

(Video: "I just Can't Wait / Mandy Smith / Youutube)

Wyman nunca le dio mucha importancia a ese asunto, incluso pareció tomarlo con naturalidad. "Ella ya era una mujer a los 13. Todos la aceptábamos como una adulta, no había dudas", dice en su autobiografía Stone Alone (1990). En ese momento, Bill todavía estaba casado con Mandy y el libro autorreferencial tiene otras de esas anécdotas poco felices en las que mide su virilidad: "Me fue mucho mejor que los demás en el departamento de niñas. En 1965, nos sentamos una noche en un hotel y lo resolvimos. Como la banda había comenzado dos años antes, había tenido 278 chicas, Brian Jones 130, Mick (Jagger) como 30, Keith Richards seis y Charlie Watts ninguna".

Mandy no lo toma tan a la ligera, sin dudas para ella el paso de Wyman por su vida fue traumático. "Para mí, durante mucho tiempo, ha sido una parte oscura de mi vida. Era menor de edad, pero fui cómplice. Ahora lo veo claro. Trabajo con adolescentes y me doy cuenta de los vulnerables que son", le dijo al Daily Mail, años más tarde. Si bien la relación había causado revuelo cuando se dio a conocer en su momento, en el casamiento todo se vivió como un cuento de hadas. Las revistas se llenaron de fotos felices y de frases del estilo "sueño cumplido".

Mandy Smith (Grosby Group)
Mandy Smith (Grosby Group)

"¿Cómo se me permitió, unos años atrás, creer que esta relación, la vida de Mandy, era glamorosa, genial, aspiracional? Fue abuso de menores", escribió la periodista Victoria Coren en 2010, en su columna de opinión para el periódico británico The Guardian. El sueño, encima, duró poco: Wyman se cansó de ella y comenzó a tener relaciones extramatrimoniales que terminaron por enturbiar las aguas calmas del hogar marital. La familia tampoco ayudó ya que Stephen Wyman, el hijo de Bill, se casó poco después con Patsy, la mamá de Mandy y otra vez las tapas de revistas se llenaron de escándalos.

Wyman volvió como invitado de los Stones por los festejos del 50 aniversario del grupo en 2012, pero solo tocó en Londres, decepcionado porque le pidieron que participara en apenas dos canciones. Hoy tiene 82 años y aunque sigue tocando, se dedica más a su otra pasión, la arqueología. Mandy Smith, por su lado, está por cumplir los 49 y tienen un hijo de 17, de su matrimonio con el modelo Ian Mosby, del que también se divorció. En varias entrevistas dejó en claro que siente haber perdido la infancia junto al ex Stone y también contó que sufrió problemas físicos y psicológicos después de haberse separado de él. Por ese motivo se dedica a hacer campaña para que se eleve hasta los 18 años, la edad de consentimiento para mantener relaciones sexuales.

SEGUÍ LEYENDO