"Estamos separados, ¡por suerte!", sorprendió el lunes Sabrina Rojas a Jorge Rial, confirmando su ruptura con Luciano Castrosu pareja desde hace nueve años y su marido desde hace dos.

Aunque la noticia se conoció recién ayer y los rumores eran fuertes desde hace unos días, la pareja se había separado en secreto dos meses atrás, según el propio actor reconoció en Intrusos.

"Te voy a sacar la careta. Te respeté mucho tiempo. Lloré y callé. Lamento todo lo que va a suceder después, no por vos, sino por toda la gente que realmente te quiere y por los que creen que sos una gran persona", escribió Rojas en su cuenta de su cuenta de Instagram hace dos semanas, aunque al ser consultada denunció que había sido víctima de un hackeo.

Luego de aquel episodio, la pareja y sus dos hijos (Esperanza y Fausto) se mostraron muy relajados en las playas de Mar del Plata. Es que para preservar a los chicos habían decidido no dar a conocer aún su separación y mostrarse juntos como si nada hubiera pasado. El posteo de Sabrina no era producto de un hackeo; era real.

"La ruptura se dio hace dos meses", contó Luciano. Sin embargo, y aunque la actriz reconoció que entre ellos las crisis eran habituales, en las redes sociales nada hacía sospechar que algo andaría mal en la pareja.

En octubre, días antes de tomar la dolorosa decisión, ambos se mostraban enamorados, unidos y felices con lo que habían construido en sus nueve años de una relación que, casi como una paradoja, también comenzó en La Feliz.

"Valientes, la temporada de teatro que nunca olvidaré", escribió Rojas en su cuenta de Instagram junto con una foto de ella con su marido en escena. Es que fue en aquella temporada (2010) que se conocieron, cuando ella todavía estaba en pareja y mantuvieron su relación de manera clandestina.

Días más tarde subió una tierna postal familiar de la pareja con sus hijos Esperanza y Fausto, bajo el título "Felicidad".

Por su parte, el galán de 100 días para enamorase no se quedaba atrás con las demostraciones públicas de amor. "Feliz día mi amor, te amamos, gracias por cuidarnos y darnos tanto… Espe, Fausto y yo…", puso Castro en su red social con una imagen de Sabrina embarazada de su hijo menor, abrazada de la mayor, para el Día de la Madre.

También por esos días Castro había vencido su timidez y había realizado un video para Cortar por Lozano dedicado a su (por entonces) mujer: "Me muero de vergüenza. Te amo. Te voy a elegir hasta que me muera y te agradezco lo que haces por mí y por mis hijos".

El mensaje de él y la cara de emoción de ella al escucharlo hablar de la familia que habían formado no hacía pensar que escondían una crisis y que sería solo cuestión de días para que tomaran la drástica decisión de distanciarse. O tal vez, sabiendo lo que vendría, tomaron esa postura de manera estratégica para ganar tiempo con la prensa o por qué no, el mensaje de Luciano escondería alguna mínima esperanza de que su mujer lo perdonara, en caso de que hubiera sido ella la que tomó finalmente la determinación.

El casamiento por civil de Luciano Castro y Sabrina Rojas
El casamiento por civil de Luciano Castro y Sabrina Rojas

Acostumbrados a las peleas: "Con Luciano tenemos crisis cada cinco minutos", había declarado Sabrina en mayo de este año. Nada en sus declaraciones anunciaba el final. ¿O sí…? "Me casé para toda la vida, amo a mi marido con toda mi alma y doy la vida por él. Pero es verdad que con el tiempo uno se prioriza más".

En torno a la pareja, hoy todo es hermetismo. Luciano y Sabrina ya no pelearán por seguir juntos. Si pasó algo entre ellos o si simplemente el desgaste hizo que el hilo dejara de tensarse para finalmente cortarse, solo ellos lo saben. 

Los sugestivos mensajes de la rubia en Instagram, dos meses de vivir separados y el "por suerte" que ella atinó a decir cuando le preguntaron por la ruptura, harían pensar que esta vez no se trata de las "crisis de cinco minutos" que tantas veces tuvieron. Ya es definitiva.

SEGUÍ LEYENDO