La angustia de Juan José Camero: sufrió una estafa virtual y perdió el dinero para un tratamiento médico

El actor reveló que le vaciaron su cuenta bancaria y que estaba ahorrando para tratar la ceguera que sufre desde hace un tiempo

Compartir
Compartir articulo
Juan José Camero Contó Que Sufrió Una Estafa

Este jueves el actor Juan José Camero de 80 años reveló que se encuentra atravesando un triste y duro momento personal luego de sufrir un robo: le hicieron una estafa virtual y le sacaron todos los ahorros que tenía en su cuenta para llevar a cabo un tratamiento médico.

Fue en una entrevista que le dio a Telefe noticias, allí el actor contó cómo fue lo que le pasó y quiso alertar a la audiencia para que no le pase lo mismo. “Estaba tratando de reinstalar la aplicación Mi Argentina porque se me había desinstalado del teléfono. Pensé que tal vez desde la computadora se podía hacer de otra manera, así que me metí en mi correo y encontré un mail que decía ‘Aviso importante Banco Ciudad’”, comenzó diciendo Camero sobre el modus operandi de los delincuentes.

“En azul se veía un recuadro que decía ‘Validar datos’, apreté e inmediatamente me apareció un cartel que decía ‘le vamos a enviar un código para que valide sus datos en el teléfono’”, agregó detallando todo lo que hizo paso por paso. “Ahí me llegó ese código al teléfono y cuando lo puse junto a mi usuario y contraseña, se me bloqueó todo. No tengo la menor idea quién lo hizo, no entiendo cómo fue todo el procedimiento tampoco pero pasó”, añadió angustiado.

Camero reveló que tenía ese dinero destinado para una operación contra la ceguera que sufre
Camero reveló que tenía ese dinero destinado para una operación contra la ceguera que sufre

Al sospechar de que se trataba de una estafa, Juan José se comunicó con su banco pero ya era tarde, le avisaron que su cuenta estaba vacía. “Esa noche no dormí, se me fue la presión a 20 y no tuve un ACV de casualidad. No podía detener la angustia y la impotencia”, relató muy triste y luego con enojo sumó: “Tengo que aceptar que en estos tiempos soy un analfabeto, ahora estoy todo temeroso”.

Cabe destacar que el actor realizó la denuncia correspondiente pero le dijeron que ya no había mucho por hacer porque era muy difícil de recuperar el dinero. En ese momento, Camero reveló que tenía ese dinero destinado para una operación contra la ceguera que sufre. “No es algo que comparta para despertar piedad o tristeza, sino por mi esencia de lealtad y sinceridad con los que de alguna manera me relaciono: la niebla ha cubierto mis ojos. No puedo leer ni escribir como antes. He intentado desde hace años un sinfín de tratamientos que no prosperaron”, aseguró angustiado.

“Mi ceguera no es total: puedo andar por mi casa sin tropezarme, asomarme a la ventana y divisar borrosamente los regalos de la naturaleza. Tengo una ceguera relativa porque cuento con un 10% de mi capacidad de visión y es irreversible. La patología se llama ‘maculopatía bilateral’”, continuó dando más detalles sobre cómo está de salud actualmente.

Cabe destacar que a mediados de julio del año pasado, Camero realizó un extenso posteo en su cuenta de Facebook en el que contó que tiene una ceguera relativa, que lo dejaba con solo el 10 por ciento de su capacidad de visión. “Pero no me siento ser el paladín de la desdicha, ni tampoco el abanderado del dolor humano”, aseguró en un extenso texto que escribió en su momento, explicando cómo se sentía.

A los 80 años, Juan José Camero fue victima de estafa
A los 80 años, Juan José Camero fue victima de estafa

“Trataré de ser breve y de explicarles como mejor pueda hacerlo. Lo cierto es que fui demorando la decisión de compartir con ustedes mi actual realidad, sin que ello conlleve la más mínima pretensión de agobiarlos, nada más lejano; solo me es necesario porque mi alma me dicta hacerles esta confesión, que desde ya cuesta. Espero e ilusiono comprendan el verdadero sentido, el motivo que me lleva a hacerlo”, comenzó con ciertos rodeos y siguió: “Quizás muchos ya lo han advertido, dada mi dificultad para escribir y las veces que me veo obligado a corregir. No sé por qué me dilaté en revelar esta verdad, ni tampoco por qué hoy y no antes, me dedico a hacerlo”.

Finalmente, fue al grano: “La niebla ha cubierto mis ojos. A otras personas les suceden otras cosas, a mí me tocó esto, no puedo leer ni escribir como antes lo hacía. He intentado todo lo que se puede hacer hasta el momento, desde hace años que comenzó esta dificultad la he venido transitando con la esperanza puesta en un sin fin de tratamientos realizados, pero los mismos no prosperaron”.

“Debo decir que mi ceguera no es total, no necesito palpar un rostro para saber cómo es, puedo andar por esta casa sin tropezarme y asomarme a la ventana y divisar, aunque borrosamente, los regalos de la naturaleza. También puedo, y lo hago, recoger con cuidado los benditos frutos del limonero que da una planta en el fondo de la casa donde habito”, contó sobre su situación y su poso por diferentes médicos: “Tengo una ceguera relativa, los innumerables y competentes profesionales que he consultado, a quienes les agradezco su esperada y profunda dedicación, han determinado y coincidido en que cuento solo con un diez por ciento de mi capacidad de mi visión que es casi, y lamento decir esto, casi una semi ceguera. El diagnóstico, según cientos de profesionales a los que concurro, han concluido que es absolutamente irreversible”. Respecto al diagnóstico, dijo que se llama “malucopatía bilateral”.