El impactante accidente de Juana Repetto durante sus vacaciones: “No soportaba ni que me roce la sábana”

La influencer detalló lo vivido en sus últimas jornadas de viaje de descanso

Compartir
Compartir articulo
El accidente de Juana Repetto (Video: Instagram)

Juana Repetto y su familia emprendieron un viaje hacia la costa argentina con el propósito de disfrutar de las vacaciones antes de continuar con las obligaciones laborales. La influencer, fiel a su estilo, utilizó su cuenta de Instagram para compartir con sus seguidores cada una de las vivencias, aunque no todo sea color de rosa, como lo que sucedió en las últimas horas.

Acompañada de sus hijos Toribio y Belisario y en ausencia de su pareja, Sebastián Graviotto, la hija de Reina Reech enfrentó un momento desafortunado al lesionarse la rodilla. La situación surgió cuando, mientras disfrutaba de un descanso experimentó un accidente que culminó en una herida en su rodilla. La intérprete detalló que el dolor fue tan intenso que el simple roce de la sábana se volvió insoportable, optando por colocarse una gasa en el área afectada.

Me hice torta la pierna y la cuestión es que me puse una gasa porque no soportaba ni que me roce la sábana y se me pegó mucho a la piel (carne viva)! Fue durísimo pero lo logré”, comenzó su relato sobre cómo estaba pasando sus días. A pesar del dolor y la complicación que siguieron al accidente, logró sortear la situación, demostrando resiliencia ante una experiencia potencialmente desalentadora.

Respecto de cómo sucedieron los hechos, explicó: “La caída fue en una calle de tierra/piedritas bajando al Bebu de la sillita con bolso de playa encima y podrán imaginar que con tal de que no se la dé el gordo... caí directo con la rodilla y no apoyé los brazos, porque lo sostuve a él obviamente. Bue, para hacer más distraídamente la despegada de la gasa de la carne, lo grabé. Ni idea, pintó”, compartió con los más de 1.5 millones de seguidores con los que cuenta en esa red social.

Juana Repetto cuestionó el precio del hielo

De inmediato, los comentarios comenzaron a brindar diferentes opciones para una rápida sanación: “La próxima tirate agua oxigenada de 10 volúmenes mejor y esperá un poquito, remueve la sangre seca y no cuesta tanto”, explica una usuaria, en tanto que otra recordó: “Por querer despegarme una gasa me desmayé y terminé con la frente abierta literal. ¡10 puntos me dieron! Así que te reentiendo”.

Valeria del Mar también fue testigo de otro momento de las vacaciones de Juana, cuando se mostró asombrada por el hecho de que le cobren un vaso con hielo. En un video compartido en su cuenta relató la experiencia: “Nosotros estamos alquilando carpa desde ayer porque hay mucho viento. Compramos la comida en la rotisería, traemos agüita para los chicos. El parador es muy lindo, los chicos tienen ahí mismo un lugar para jugar y demás. Nosotros nos trajimos el agua, y ayer, que estuvimos todo el día, le pedimos al chico, ya que hay servicio acá en las carpas, hielo, una frapera con hielo porque nuestras bebidas estaban calientes porque no teníamos heladera”. Comenzó relatando los pormenores de lo ocurrido.

Así fue cuando, luego de recibir hielo por primera vez, continuaron con ese accionar, en tanto que la situación se prolongó durante todo el día: “Nos dice ‘dale, dale, no te puedo traer frapera pero te traigo un vaso’. Nos trajo un vaso que duró un pedo y entonces cuando se vuelve, le pedí que cuando volviera nos trajera otro vaso. Y así desde las once de la mañana hasta las ocho de la noche. Cuando nos estábamos yendo, nos traen la cuenta de algunas cosas que pedimos para picar y veo que eran mil pesos en vasos de hielo, te cobraban 200 pesos por un vaso así con un hielo y medio”.

Tras la experiencia, llegaría el tiempo de interpelar a sus casi dos millones de seguidores en Instagram: “Digo, ‘todo bien, te lo pago, de hecho le pedimos pagarle la frapera, pero quiero saber qué opinan”. Además, en un texto que acompañaba al video ahonda en algunos de los detalles; ¿Qué opinión les merece esta situación? vale aclarar que pedimos bebidas en el lugar además de un tostado y no sé qué más. ¿Da o es cualquiera?”, fue la consulta.